Internacional
Suscríbete

La caravana de inmigrantes sigue su marcha pese a Trump

Unos 7.000 integrantes, muchos de ellos mujeres y niños, continúan sin hacer caso a las advertencias del presidente de EE. UU.

Una mujer es ayudada a cruzar el río Suchiate, en la frontera entre Guatemala y México
Una mujer es ayudada a cruzar el río Suchiate, en la frontera entre Guatemala y México
Carlos García Rawlins/Reuters

¿Cuál es la situación?

La multitudinaria caravana de inmigrantes que partieron hace veinte días de San Pedro Sula, en Honduras, y a la que se ha ido añadiendo más integrantes a medida que avanzaban en su marcha se encuentra ya en el estado mexicano de Veracruz tras abandonar Oaxaca. Pese a estar fragmentado en varias partes, con multitud de mujeres y niños -partos incluidos- y con todo el cansancio acumulado, el grupo no tiene su paso. En total, unos 7.000 migrantes continúan en marcha.

A pesar de los avances, los caminantes -en su mayoría, hondureños- aún se encuentran a más de 1.200 kilómetros del primer punto de la frontera estadounidense, McAllen, en Texas, y a más de 3.000 si optan por la ruta de Tijuana. Quizás por ello, muchos de ellos han optado por tramitar la condición de refugiado en México. El Gobierno de Peña Nieto informó el jueves de que hasta ese momento eran 2.934 los migrantes que habían dado este paso.

¿En qué estado se encuentran?

La última etapa de la caravana, en la localidad de Matías Moreno, fue una de las más duras. Las autoridades locales solo les cedieron una campa abierta para alojarse, sin electricidad ni baños. "El presidente (municipal) sabía que iba a llover y dijo: 'Que se mojen'", trasladó un miembro de protección civil a la agencia EFE, y agregó que en Matías Moreno "no se respetaron los mínimos elementos que se deben observar en un refugio, como atención médica".

En la marcha hay hueco para las noticias positivas. El jueves, los migrantes Olga Suyapa Pérez y Adrián Vásquez, de origen guatemalteco, acudieron a la oficina del Registro Civil de Oaxaca en Juchitán para inscribir a su hija, nacida en suelo mexicano. Alisson Guadalupe Vásquez Pérez consiguió así la nacionalidad mexicana y su acta de nacimiento en Juchitán.

Al grupo principal le siguen otros 2.000 migrantes, también mayoritariamente hondureños, que entraron en el país el 29 de octubre y que aún están en el fronterizo estado de Chiapas. Otra caravana salió el miércoles de la capital salvadoreña rumbo a Estados Unidos, pasando por Guatemala y México. El Gobierno de El Salvador contabilizó un total de 1.778 migrantes, de los cuales 268 desistieron de seguir el trayecto y 1.510 siguieron la ruta. Están ya en Guatemala a la espera de cruzar a México.

¿Cuántos niños hay?

Unicef calcula que unos 2.300 niños viajan en la caravana. La organización trabaja con autoridades de la Ciudad de México, organismos públicos y ONG en la preparación de un puente humanitario que recibirá a los migrantes cuando arriben a la capital mexicana, lo que podría ocurrir la próxima semana. Todos "requieren de ayuda humanitaria además de protección, salud, higiene y alimentación, para asegurar su protección y bienestar". El grupo de niños incluye aquellos que todavía están viajando dentro de la caravana, y también aquellos que permanecen en las comunidades o albergues después de dejar el grupo, señaló la nota.

La organización asegura que, en coordinación con organizaciones de la sociedad civil y con las autoridades locales, ha colocado sistemas de agua potable en los lugares donde pernoctan los integrantes de la caravana y ha entregado también productos de higiene. En materia de sanidad, la organización trabaja en la instalación de letrinas y de duchas separadas para niños y adultos.

Muchos de los niños y familias de la caravana huyen de la violencia de género y de bandas, la extorsión, la pobreza y un acceso limitado a educación de calidad y servicios sociales en sus países de origen en Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras). Los menores que viajan como parte de la caravana "se enfrentan a considerables peligros”, como “el riesgo de explotación, violencia y abuso".

¿Qué se encontrarán en Estados Unidos?

El presidente de Estados Unidos ha endurecido su discurso a medida que se acercaban las elecciones del ‘midterm’, claves para el diseño del Senado y la Cámara de Representantes. Ha llegado a recordar que las tropas que ha ordenado desplegar en la frontera -pueden llegar a 15.000 efectivos- podrán abrir fuego si son atacados "con una piedra" por los integrantes de la caravana.

Trump anunció el viernes que prepara un plan para limitar las opciones de solicitud de asilo en la frontera con México para que solo puedan demandarlo quienes acceden legalmente, y reiteró que no permitirá la entrada de los migrantes. “Mi Administración está finalizando un plan para acabar con el abuso desenfrenado de nuestro sistema de asilo", aseguró el presidente estadounidense.

El halcón John Bolton, asesor de Seguridad de Nacional de Trump, ha lanzado un mensaje encendido. "No es simplemente inmigración ilegal, es tráfico de personas, tráfico de drogas, son potenciales terroristas entrando, es un potencial de armas de destrucción masiva (...), es una cuestión de soberanía. Así que hay muchos asuntos muy importantes en juego", consideró días atrás.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión