Despliega el menú
Internacional

A examen el sistema de revisión de antecedentes de los compradores de armas

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha ordenado que se analice si la base de datos utilizada se encuentra actualizada.

La iglesia donde se produjo la matanza el pasado domingo.
Atentado en una iglesia de Texas

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha ordenado este miércoles que se examine el funcionamiento del sistema de revisión de antecedentes de los compradores de armas y que se analice en profundidad si la base de datos utilizada se encuentra actualizada.

La decisión de Sessions ha tenido lugar después de que David Kelley matara a 26 personas tras abrir fuego contra una iglesia de la localidad de Sutherland Springs, en el estado de Texas, el 5 de noviembre.

El fiscal ha señalado que el caso de Kelley muestra que no toda la información necesaria estaba siendo incluida en el sistema de revisión del historial criminal de los compradores de armas (también conocido como NICS por sus siglas en inglés).

Kelley, un exmilitar de la Fuerza Aérea, fue expulsado de la unidad militar en 2012 por mala conducta tras ser sometido a un juicio marcial por cargos de agresión contra su mujer y su hijo. Asimismo, la corte impuso contra Kelley doce meses de confinamiento.

Sessions ha aseverado en un comunicado que está dando directrices a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos para llevar a cabo una "revisión del NICS y trazar las medidas a tomar para garantizar que aquellos a los que se les prohíbe hacerse con armas no puedan acceder a las mismas".

La Fuerza Aérea no había informado al FBI del historial criminal de Kelley, por lo que dichos acontecimientos no figuraban en la base de datos.

El autor del tiroteo, que se suicidó tras huir de la Policía en el marco del evento, había comprado las armas en una tienda de Texas en 2016 y 2017.

Etiquetas
Comentarios