Despliega el menú
Internacional

Se elevan a 62 los muertos por un incendio en el centro de Portugal

Entre los fallecidos se encuentran 30 personas que quedaron atrapadas dentro de sus vehículos al verse rodeadas por las llamas.

El último recuento, aún provisional, del grave incendio que azota el centro de Portugal desde este sábado eleva a 62 el número de víctimas mortales y 59 los heridos, algunos en estado grave.

Los pronósticos para los bomberos no son buenos. Los vientos cruzados que predominan en la región seguirán a lo largo de las próximas horas por lo que se espera que las llamas sigan extendiéndose a gran velocidad, según ha informado el presidente de la Liga dos Bombeiros, Jaime Marta Soares.

El origen de las llamas ha tenido lugar a consecuencia de una tormenta eléctrica y se descarta su origen humano, ha añadido por su parte el director de la Policía Judicial portugesa, José Maria de Almeida Rodrigues.

El fuego se ha extendido a lo largo de la región montañosa, que se encuentra, a unos 200 kilómetros de la capital, Lisboa, debido a los fuertes vientos registrados en la zona. La mayoría de las víctimas se han visto rodeadas por las llamas cuando se encontraban en sus vehículos.

Entre los fallecidos se encuentran 30 personas cuyos cuerpos han sido encontrados completamente carbonizados dentro de vehículos en la carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pêra. Los equipos que han conseguido acceder a la vía describen un "escenario horrible".

Mientras, otras 17 personas fueron halladas en zonas aledañas a carreteras y 10 más en el "ambiente rural" que rodea a estas vías.

Según ha informado Protección Civil, actualmente hay unos 1.537 bomberos trabajando en todo el país para sofocar una decena de incendios que continúan activos.

Entre los heridos, figuran ocho bomberos, cuatro de ellos en estado grave, según Gomes, quien explicó a la prensa que ya se está procediendo al levantamiento de los cuerpos de la víctimas.

Mientras, se han desplegado equipos de psicólogos para atender a los supervivientes, que se encuentran "en estado de shock" y que en muchos casos han perdido a familiares en la tragedia.

El incendio, que tratan de controlar a esta hora bomberos llegados de Setúbal, Coimbra y Lisboa, se mantiene activo en cuatro frentes y ha obligado a cortar varias carreteras de Pedrógão Grande, agregó el secretario de Estado.

Junto a los equipos portugueses, dos aviones procedentes de España trabajan en las labores de extinción, mientras se espera la llegada también de medios franceses durante la mañana.

El primer ministro luso, Antonio Costa, había manifestado horas antes su consternación ante las consecuencias del incendio. "Estamos ante la mayor tragedia de víctimas humanas" de los últimos tiempos por un siniestro de este tipo, según el jefe del Ejecutivo luso, quien subrayó la necesidad de tomar medidas para evitar que este suceso se pueda repetir.

La prioridad ahora, dijo Costa, es combatir el fuego y auxiliar a las familias de las víctimas.

Trágico incendio forestal en Portugal

La policía cree que ha sido un rayo que cayó en un árbol seco el origen del pavoroso incendio.  

Los Reyes de España se han mostrado "sobrecogidos" por las dimensiones de la tragedia y han transmitido su afecto al pueblo de Portugal.

También el presidente español, Mariano Rajoy, ha transmitido sus condolencias a su homólogo portugués. 


Etiquetas
Comentarios