Despliega el menú
Internacional

Reconstruir Valparaíso puede llevar cuatro años

21 aviones continúan las labores de control del incendio, que ha afectado a más de 2.500 edificios.

El incendio deja 11.000 damnificados
Bachelet reconoce que reconstruir Valparaíso puede llevar cuatro años

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha anunciado este martes que prepara un plan maestro para reconstruir la ciudad costera de Valparaíso tras el voraz incendio que ha dejado al menos 15 muertos y ha destruido miles de viviendas, pero ha advertido de que su ejecución podría demorar el resto de su mandato.

Las autoridades de emergencia trabajan en la extinción de los últimos focos del fuego que se desató el sábado en la ciudad portuaria patrimonio de la humanidad, cuyas causas se investigan.

En una entrevista con la radio local Cooperativa, la presidenta ha señalado que actualmente las labores están centradas en reubicar a los damnificados mientras se diseña un nuevo esquema de habitabilidad para la zona.

"No puedo dar plazo en este momento pero sabemos que los temas de largo plazo probablemente van a tomar todo el Gobierno en sentido de asegurar todo, porque estamos hablando de 11.000 personas (afectadas)", ha detallado la jefa del Estado, que inició su período presidencial de cuatro años el 11 de marzo.

El Gobierno todavía no ha dado estimaciones preliminares sobre el monto de las pérdidas producidas por el incendio que tiñó de cenizas uno de los principales puertos del país.

Entre 2.500 y 3.000 viviendas y edificaciones fueron dañadas o destruidas por el siniestro, ha estimado la mandataria al detallar que en la zona rodeada de espesa vegetación casi no hay disponibilidad de terrenos para construir barrios de emergencia.

Pero ha insistido en que se dará el apoyo necesario a las familias. "No están solos, vamos a trabajar fuerte para que puedan levantarse nuevamente y tener una vida más digna como se merecen", ha prometido.

Bachelet ha destacado que los cerros de Valparaíso que se vieron afectados tienen muchos campamentos y tomas ilegales fuera de regulación, carentes de servicios básicos y vías de acceso, lo que complica el censo de afectados.

La reforma tributaria, ahora más necesaria

El enorme incendio desveló los niveles de desigualdad que persisten en el mayor productor mundial de cobre y representa un nuevo reto para la mandataria de 62 años que apenas hace dos semanas comandaba las labores de emergencia por un terremoto de magnitud 8,2 que golpeó el norte del país.

Entre sus principales banderas de gobierno, Bachelet impulsa actualmente un reforma para aumentar los tributos que pagan las empresas y que planea destinar al financiamiento de cambios en la educación que ayuden en parte a reducir los niveles de desigualdad.

"Necesitamos la reforma, incluso sin terremoto y sin incendio, con esto incluso aún más porque van a ser magnitudes de gasto que todavía no hemos terminado de dimensionar", ha apuntado.

En tanto, las autoridades decretaron alerta sanitaria en Valparaíso para reforzar los centros asistenciales y la disposición de equipos, a la vez de profundizar las campañas de vacunación para habitantes, rescatistas y voluntarios.

Las autoridades de rescate limitaron el acceso a las zonas afectadas para facilitar el tránsito de los vehículos de emergencia, mientras voluntarios continuaban dando apoyo en albergues y en la remoción de escombros.

Adicionalmente, se ordenó la reubicación en albergues de todas las personas que instalaron carpas en plazas públicas de la ciudad tras el incendio. Algunos damnificados se resistían al desalojo al afirmar que los albergues ya estaban en su máxima capacidad.

Bachelet detalló que actualmente trabajan 21 aeronaves para controlar los focos persistentes del incendio y el lunes arribaron otras seis aeronaves y 35 brigadistas provenientes de Argentina para apoyar las labores.

Etiquetas