Internacional

EE. UU.

Obama rechaza que Snowden sea un "patriota"

Barack Obama anunció este viernes medidas para aumentar la transparencia de los programas de inteligencia e instó a Snowden a volver a EE. UU.

Obama rechaza que Snowden sea un "patriota"
REUTERS/JASON REED

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rechazó este viernes que el extécnico de la CIA Edward Snowden sea un "patriota" por revelar los programas de espionaje de las comunicaciones telefónicas y digitales, y señaló que existen otros "canales" para que expresase su "inquietud" sobre ellos

"No, no creo que el señor Snowden sea un patriota", afirmó Obama en una rueda de prensa desde la Casa Blanca en la que anunció medidas para aumentar la transparencia de estos programas de inteligencia.

En este sentido, el mandatario subrayó que "existían otros canales para alguien cuya conciencia estuviese inquieta" en lugar de las filtraciones, e instó a Snowden, quien ha recibido asilo temporal en Rusia, a que regrese a EE.UU. para presentar sus argumentos ante un tribunal.

"Los hechos son que Snowden ha sido acusado de tres delitos. Si ciertamente cree que lo que hizo estaba bien, entonces, como cualquier otro ciudadano estadounidense, puede venir aquí y presentarse ante un tribunal con su abogado", subrayó.

No obstante, Obama reconoció que las filtraciones de Snowden han generado "una respuesta mucho más rápida y apasionada" que si simplemente, dijo, "yo hubiera creado la comisión de revisión".

"Mi preferencia, y creo que la de los estadounidenses también, habría sido que tuviésemos un examen legal y ordenado de estas normativas; un debate reflexivo y basado en hechos que nos hubiese llevado a una mejor situación", agregó ante los periodistas.

Lamentó, por ello, que debido el modo en que las filtraciones se produjeron "lo que hemos visto es que la información ha salido a modo de goteo, y en algunos casos de manera oblicua".

Por ello, Obama defendió la necesidad de estos programas y reiteró que el objetivo de su Gobierno no es "espiar" a los ciudadanos, pero señaló que los programas deben tener "la confianza de los estadounidenses".

Etiquetas