Despliega el menú
Internacional

Gastronomía

Relaciones bilaterales

Argelia flexibilizará la entrada de trabajadores españoles

El país magrebí se ha comprometido a "acelerar y aumentar" la concesión de permisos de trabajo a españoles y a eliminar trabas a empresas a cambio de formación y transferencia tecnológica.

El ministro de Asuntos Exteriores García-Margallo con su homólogo en Argelia
Argelia flexibilizará la entrada de empresarios y trabajadores españoles
EFE

Los Gobiernos de España y Argelia van a trabajar para "acelerar y aumentar" la concesión de permisos de trabajo a ciudadanos españoles, una de las dificultades que los empresarios asentados en este país magrebí le han trasladado al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, durante su visita a Argel.

Tras conversar este martes en Orán con representantes de pequeñas y medianas empresas interesadas en invertir en Argelia, el jefe de la diplomacia española se ha reunido en Argel con miembros de algunas grandes empresas asentadas en este país, con quienes ha hablado durante más de una hora en la residencia del embajador.

Entre ellos, había representantes de Banco Sabadell, La Caixa, Cepsa, Elecnor, Sener, FCC, Iberdrola, OHL, Isolux Corsan, Concesiones Norte Africa, Fertial, CCIAE, Impulsa, Opersia, Ecisa, Armatek y Comsa. A la reunión no han acudido representantes de Gas Natural ni Repsol, que han excusado su presencia por no encontrarse en Argel.

De estos encuentros, García-Margallo se ha llevado una impresión favorable de las oportunidades que ofrece Argelia -que en estos momentos tiene en marcha un "ambicioso" programa de reformas de 212.000 millones de euros-, pero también ha conocido de primera mano las dificultades a las que se enfrentan los empresarios españoles.

El ministro ha planteado estas cuestiones en sus reuniones con las autoridades argelinas, con quienes ha llegado al acuerdo de trabajar en concreto sobre cuatro cuestiones particulares que ha abordado con el ministro de Asuntos Exteriores, Mourad Medelci, el ministro de Energía y Minas, Youcef Yousfi, y el primer ministro, Abdelmalek Sellal, con quien ha almorzado antes de viajar rumbo a España.

En concreto, España y Argelia van a trabajar sobre el marco laboral en que se desarrollan estas relaciones comerciales, con el objetivo de "acelerar y aumentar el número de permisos de trabajo para personal español", que se compensará con el ofrecimiento español de llevar a cabo labores de formación y transferencia de tecnología.

"Sería la contraprestación que España puede ofrecer a cambio de una mayor flexibilidad y un mayor número de permisos de trabajo que aliviaría la situación de desempleo en nuestro país", ha explicado García-Margallo a los periodistas.

 

 

Eliminar barreras

Además, se va a tratar de elaborar un texto normativo para acelerar los trámites aduaneros, fundamentalmente en lo que se refiere a los bienes de equipo, un asunto "muy importante" para las empresas del sector de la construcción.

También se ahondará en la "interpretación" del convenio de doble imposición, que "dificulta enormemente" las relaciones comerciales y se tratará de "flexibilizar" la ley argelina que exige que todas las sociedades mixtas estén participadas a un mínimo del 51% por empresas argelinas, algo que también "dificulta la vida" de los empresarios españoles.

Al margen de estos asuntos, García-Margallo también ha constatado el interés de Argelia de adquirir aviones de patrulla a Airbus Military y patrulleros de altura a Navantia.

El ministro de Exteriores ha puesto fin a su viaje de 24 horas a Argelia con su almuerzo con el primer ministro. El objetivo principal de la visita ha sido fortalecer las relaciones comerciales de un país que García-Margallo ha calificado de "oasis de estabilidad política y desarrollo económico", que ofrece "grandes oportunidades" para la inversión.

Además, ha servido para lanzar la 'Marca España' fuera de Europa, ya que Argelia ha sido el primer país donde el ministro ha presentado esta herramienta a través de la cual el Gobierno pretende mostrar "la realidad" de España y de la que en Argel se ha destacado su parte más empresarial. El objetivo es, según el ministro, devolver la "confianza".

Etiquetas