Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

En un campamento de las FARC

Un bombardeo militar en Colombia causa la muerte a "decenas" de guerrilleros

El bombardeo tuvo lugar en la noche del sábado sobre el municipio de Ricaurte, cercano a la frontera con Ecuador, en el suroeste de Colombia.

Un bombardeo militar sobre un campamento de las FARC causó la muerte a "decenas" de guerrilleros de la columna móvil "Mariscal Sucre", confirmó el portavoz de la Brigada XXIII del Ejército que opera en el convulso departamento colombiano de Nariño, el coronel Luis Emilio Cardoso. 

Medios locales informaron de que el saldo fue de al menos 20 rebeldes muertos, aunque Cardoso explicó que la Fiscalía, la encargada del levantamiento de los cadáveres, todavía no ha establecido el número exacto de fallecidos.

El bombardeo tuvo lugar, según el coronel, en la noche del sábado sobre el municipio de Ricaurte, cercano a la frontera con Ecuador, en el suroeste de Colombia.

"Entre los fallecidos sí está confirmado que se encuentra el cabecilla de esta unidad, alias 'Guillermo Pequeño'", agregó el portavoz militar, quien señaló que mañana se ampliará la información en una rueda de prensa en Tumaco, ciudad cercana a la zona del bombardeo.

Por su parte, el brigadier general del Ejército, Jorge Alberto Segura, dijo a Caracol Radio que los guerrilleros muertos en el bombardeo serían al menos veinte.

"Tropas de la Tercera División (del Ejército), con el apoyo de la Fuerza Aérea, lograron dar un golpe contundente a las FARC, a la estructura Mariscal Sucre, y se habrían dado de baja a 20 guerrilleros", manifestó el brigadier general.

Según Segura, alias "Guillermo Pequeño" llevaba dentro de la organización guerrillera 25 años.

Este suceso se produce en pleno diálogo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, que comenzó formalmente el 19 de noviembre en La Habana y la semana pasada concluyó la primera fase con un acuerdo: la decisión de incluir a la sociedad civil en el proceso de paz.

El mismo día que comenzaban las negociaciones, la guerrilla anunció un alto el fuego unilateral, al que no se sumaron las fuerzas de seguridad del Estado colombiano, ya que, según el presidente Juan Manuel Santos, sólo cesará la persecución a los rebeldes cuando se haya logrado un acuerdo definitivo.

Etiquetas