Gastronomía
Suscríbete por 1€

Vinos de Aragón

Lo Pou, de Mas de Torubio: una defensa cerrada de la tipicidad del Matarraña

La bodega de Cretas celebra sus diez años con dos monovarietales de garnachas peluda y blanca.

Lo Pou garnacha blanca y garnacha peluda, de Mas de Torubio.
Lo Pou garnacha blanca y garnacha peluda, de Mas de Torubio.
HA

Mas de Torubio, bodega de Cretas, es un proyecto familiar que apenas lleva diez años etiquetando sus vinos, aunque tiene la uva enraizada en su ADN y produce para consumo propio «desde siempre». Los viñedos de los que obtiene la materia prima fueron trabajados por generaciones pasadas y la propia bodega se asienta en el pajar, los corrales y los trujales de la que fuese la casa del señor Torubio, como se conocía al abuelo de Enrique Monreal, una de las caras visibles de este proyecto.

Para celebrar esa primera década de comercialización, esta bodega del Matarraña ha lanzado al mercado dos monovarietales –de garnacha peluda y garnacha blanca– bajo el nombre de Lo Pou con los que sigue línea que se marcó hace unos años. «Nuestra idea es defender la tipicidad de la zona, dar relevancia a las variedades locales, aunque sin estar cerrados a lo de fuera», cuenta Monreal. En este sentido, el viñedo de Mas de Torubio, que se encuentra en el término municipal de Arens de Lledó y tiene una extensión de casi 13 hectáreas, dispone de las citadas garnachas, pero también despliega parcelas con cabernet sauvignon y merlot, uvas que adoptaron en los 90.

Lo Pou es una apuesta por vinos «más complejos y de mayor expresión», de edición limitada y numerados. De coleccionista. «Con la garnacha peluda hemos querido, de alguna forma, romper moldes, conseguir que tuviese más cuerpo», explica el viticultor. El tinto ha fermentado con sus propias levaduras en depósitos de acero y después ha envejecido en barricas de robles francés y húngaro y en las tinajas de arcilla que el señor Torubio atesoraba en la angorfa (buhardilla) de la casa.

También el Lo Pou de garnacha blanca tiene sus peculiaridades. «Normalmente hacemos blancos jóvenes, pero en esta ocasión hemos querido elaborar uno de segundo año, es de 2020. La crianza en roble la ha hecho con muchas lías finas y después se ha aplicado el ‘battonage’ (remover el vino) semanalmente. Hemos conseguido darle untuosidad, cuerpo y volumen en la boca», asegura el propietario.

Las viñas están cultivadas a casi 600 metros en los alrededores de una gran masía cuya construcción data del siglo XIX, levantada en un entorno de pinos y encinas con vistas al macizo de los puertos de Beceite, lo que marca el carácter de los vinos. Los viñedos, la masía y el pozo sobresalen en este entorno de vegetación tradicional mediterránea. Todos los vinos de Mas de Torubio (I. G. P. Bajo Aragón) se elaboran «bajo la filosofía fundamentada del trabajo en el viñedo» y la poca intervención en la bodega «para mantener la tipicidad y esencia de la finca».

Ficha técnica

Lo Pou (tinto y blanco)

Bodega: Más de Torubio, en Cretas (I. G. P.Bajo Aragón).

Variedades: garnachas blanca y peluda, respectivamente.

Finca: Arens de Lledó, Matarraña. Cultivo a una altitud de 580m y en suelos arcillo–calcáreos.

Precio: 14 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión