Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

restaurantes

Del Fico, una evolución de la idea de gastrobar

En Del Fico prácticamente toda la carta se elabora con productos de su charcutería ‘gourmet’.

Aina Bachiller y Fran Romero, con algunas especialidades del gastrobar Del Fico.
Aina Bachiller y Fran Romero, con algunas especialidades del gastrobar Del Fico.
Toni Galán

El concepto más extendido de lo que es un gastrobar responde al de establecimiento que ofrece cocina de autor con buenas materias primas en forma de tapas y raciones, elaboradas y presentadas sin el protocolo y el tiempo de espera de un restaurante. Además, en Wikipedia se pone el acento en que estos locales procuran "acercar la alta cocina a las clases más populares sirviendo tapas de autor a precios asequibles".

Este formato, sin embargo, ha evolucionado, como lo está haciendo la hostelería buscando fórmulas para captar la atención de clientes. Gastrobar Del Fico representa uno de esos nuevos modelos. En él, bar y charcutería prácticamente son una prolongación. No es que haya dos barras. Es que casi se puede decir que es la misma dando continuidad a los dos negocios para fundirse en un único establecimiento.

Todos los productos –embutidos, jamón, quesos, patés, ahumados...– que Aina Bachiller y Fran Romero ofrecen en la tienda, a los que bien podría ponerse la etiqueta de ‘gourmet’ o al menos de ‘seleccionados’, se pueden degustar en la zona de bar.

Aina ya tuvo una charcutería de estas características en Delicias donde también se podían probar sus productos. Eso sí, tan solo ofrecía vino en un porrón para acompañar la degustación. Desde hace tres meses, sin embargo, Del Fico es mucho más. El nombre evoca una expresión italiana que sugiere la idea de alguien con estilo, una especie de dandi.

Desde luego, en el paseo de Calanda, donde se ubica, llama la atención. Las grandes cristaleras, la luminosidad, el colorido del mobiliario... invitan a entrar. Eso sí, no es muy grande. Apenas media docena de mesas en el interior y ocho en la cotizada terraza.

De la carta gastronómica casi todos los productos salen de la charcutería. Se cuida mucho la presentación de las tablas de embutidos ibéricos, cecina, quesos o jamón ibérico, que se corta a cuchillo. También las hay especiales de paté y mixtas con quesos. Y una creada para las fiestas del Pilar y que es posible que permanezca es la de productos en adobo. La ración de lacón es otra de las especialidades.

Mientras llega una carta de bocadillos más amplia, de momento se ofrecen dos. En el de pastrami, en pan brioche, el relleno no es tan exagerado como el de los populares bocatas de Nueva York, pero aún así cunde mucho. El Almusafes es una preparación típica valenciana con sobrasada, que en este local se presenta en forma de tostada.

Quesos, patés y embutidos también se pueden pedir en este formato, además de bacalao y salmón ahumado. En cuanto a las tapas, las hay que ya se han quedado fijas a pesar de la corta andadura del local. Por ejemplo, el azulito (longaniza de Calamocha con queso azul), el arenkazo (suave y carnoso arenque ahumado) o la denominada choricris (chorizo, queso y panceta ibérica).

En Del Fico el vino se cuida, ya que se ofrecen alrededor de una veintena de referencias por copas. Se agradece que esta posibilidad llegue también a los barrios, ya que es una de las mejores formas de probarlos diferentes y de que la clientela se introduzca poco a poco en la cultura del vino.

Lo dicho, un gastrobar distinto del que se puede salir con la compra hecha después de haber probado algunas de sus tapas y raciones.

Del Fico

Paseo de Calanda, 49. Zaragoza.
Teléfono: 646 349 179.
Horario: de 9.00 a 15.30 y de 18.00 a cierre. Descanso: abierto todos los días.
Etiquetas
Comentarios