Gastronomía

Gastronomía

restaurantes

22.2 Gradi: pizza al corte, sabrosa y saludable

En Delicias, este establecimiento ofrece un amplio muestrario con productos de temporada.

Cristian Georgita y su equipo en la pizzería 22.2 Gradi de Zaragoza.
TONI GALAN

“Cuando vas a comprar algo de un artesano no compras un simple objeto, estás comprando horas de experimentar, de fallos y pruebas; estás comprando días, semanas y meses de frustración y de pura alegría...”. Este mensaje aplicado al ámbito culinario, muy visible en la pizzería 22.2 Gradi de Delicias, encaja perfectamente con la idea de que otra forma de comer es posible.

Para Cristian Georgita no es una frase para quedar bien. Es una más de las formas que tiene de expresar que su trabajo –la elaboración de pizza ‘al taglio’, al corte en italiano– es su pasión. Él aprendió en Roma todos sus secretos, entre otros, de maestros como Lecci Bonci, y no ha dejado de formarse para transformar este bocado sencillo y popular en un argumento gastronómico sabroso y saludable.

A diferencia de las pizzas normales, las que se venden al corte están más hidratadas y eso lo consigue Cristian trabajando la masa con harina ecológica, de tipo 1, menos refinada y más natural. Y respetando los tiempos de maduración. Todo suma para que la fermentación sea la adecuada y la cocción al horno, durante 10 o 12 minutos, uniforme.

Así es como en este singular establecimiento se consigue una pizza sabrosa, jugosa, crujiente y felizmente digestiva. Y muy importante: pasado un tiempo se puede regenerar calentándola en una sartén sin que apenas pierda propiedades.

Otra seña de identidad de 22.2 Gradi gira alrededor de los productos de temporada. Curiosamente, la patata es uno de ellos. En Roma, la pizza ‘al taglio’ nació con la patata. Con un poco de aceite de romero e ingredientes al gusto como chorizo o jamón ahumado, estamos ante la versión italiana de nuestro clásico almuerzo.

En esta pizzería los ingredientes varían a lo largo del año. En invierno, por ejemplo, se utilizan mucha col lombarda, brócoli, calabaza, boniato o patata morada, y a Cristian Georgita también le gusta emplear borraja o ternasco. Sin embargo, ahora mismo no se elaboran con tomate fresco. Estas llegarán en verano, junto a productos refrescantes como limón, menta o albahaca. El precio del corte (de 10 por 20 centímetros) oscila entre 1,90 euros de la pizza clásica y 3,70 de la más elaborada.

Siempre hay propuestas especiales para veganos (con hummus de garbanzos) y vegetarianos. Pero el repertorio no se agota en las pizzas: calzzone, lasaña, focaccia, arancini, platos combinados a mediodía y un amplio surtido de cervezas artesanas y de bebidas italianas sin alcohol completan la carta. Y para el dulce final, un trío que no defrauda: canolo (canutillo de ricotta), panna cotta o tiramisú.

Pizzería 22.2 Gradi

  • Calle de Duquesa Villahermosa, 42. Zaragoza. 
  •  Teléfono: 976 961 790. 
  • Horario: martes a domingo, de 9.00 a 23.30. Descanso: lunes, cerrado.
Etiquetas
Comentarios