Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Un plan improvisado de pequeños bocados y cervezas variadas

Un plan improvisado de pequeños bocados y cervezas variadas

Cualquier receta es susceptible de convertirse en una pequeña obra de arte gastronómica, desde la carne más tierna al pescado más selecto. La cerveza se convierte entonces en su mejor aliado, pues existen casi tantas referencias como tapas inundan la barra de un bar experto en estas elaboraciones.

Algunas elaboraciones de Bula Tapas, acompañadas de Ambar Monte Perdido y Ambar Especial.
Algunas elaboraciones de Bula Tapas, acompañadas de Ambar Monte Perdido y Ambar Especial.
Beatriz Pitarch

El tapeo es una actividad gastronómica tan ligada a nuestra identidad cultural como lo es tomarse una cerveza. La combinación de ambas tiene infinidad de posibilidades, pues todo depende del ingrediente que protagonice este pequeño bocado: una croqueta de jamón o un queso de cabra, por ejemplo, van de la mano de Ambar Caesaraugusta, pues su acidez compensa las notas saladas de estas recetas; mientras que el distintivo amargor de Ambar 1900 acompaña a la perfección a un taco picante o un salmón ahumado.

En Bula Tapas son especialistas en las elaboraciones de pequeño formato y tienen claro que cada ingrediente dispone de un acompañante diferente en la copa. Sus responsables, Iván Beltrán y José Carlos Lorás, explican que para estas jornadas gastronómicas han preparado, entre otras elaboraciones, un rollito de pasta brick relleno de brandada de bacalao con mermelada de cebolla que acompañan con una IPA, "pues los sabores cítricos combinan muy bien", y un taco de entrecot de vaca vieja a la brasa, "que marida a la perfección con Ambar 10, pues los diez lúpulos soportan y realzan el sabor intenso de la carne roja".

Otros establecimientos del certamen Tenedores Cerveceros también apuestan por estos pequeños bocados: en La Jamonería proponen como aperitivo unas croquetas y unas anchoas del Cantábrico en salmuera en pan con tomate y aceite de oliva virgen extra, acompañadas de Ambar 1900; mientras que en Windsor recurren a Ambar 10 para acompañar a un gua bao Calamar Bravo con chipirones rebozados con ali oli de miso y sriracha. En Espumosos Aragonia han optado por un conejo al estilo montañés con setas silvestres al aroma de Ambar Monte Perdido, misma referencia que han utilizado en Casa Juanico, famoso en la ciudad por sus tapas, que se han arriesgado con una ensalada de pollo al curry con guacamole; y en El Candelas, donde marida con una jugosa empanadilla criolla.

- Ir al especial 'Tenedores Cerveceros de Ambar'.

Etiquetas