Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Experiencias cerveceras con aromas marinos que se aprecian en la mesa

Experiencias cerveceras con aromas marinos que se aprecian en la mesa

Sí, la cerveza, los pescados frescos y el marisco son los ingredientes esenciales de cualquier festín gastronómico. Aunque los más escépticos lo duden, la clave de este maridaje está en la carbonatación.

Chipirones harinados y fritos, sobre alioli de ajo negro con Ambar Mari Castaña del restaurante Nueva Karambola.
Chipirones harinados y fritos, sobre alioli de ajo negro con Ambar Mari Castaña del restaurante Nueva Karambola.
Beatriz Pitarch

Los pescados y el marisco, en cada una de sus elaboraciones, encuentran en la cerveza una aliada perfecta. Gracias al proceso de carbonatación, característico de esta bebida, el comensal puede limpiar el paladar entre bocados y prepararlo para disfrutar del siguiente y conseguir sorprenderse en cada uno de ellos. Carabineros a la plancha, el coral de un centollo disfrutado desde su caparazón, una caldereta de rape o una mojama acompañada de almendras tostadas son perfectos para dar cuerpo a este festín que se disfruta con esta bebida, ya sea a la hora del aperitivo, la comida o la cena. Pero no solo de los productos del mar vive la cerveza, pues Ambar Monte Perdido saca a relucir las virtudes de una trucha salvaje o de un esturión de El Grado, mientras que una Ambar 1900 puede ser la compañía perfecta de unos cangrejos de río cocinados con un toque picante.

Consciente de ello es el cocinero del Nueva Karambola, Javier Milán, quien siempre cuenta con pescados y mariscos para diseñar un menú. Lo hace, además, usando técnicas innovadoras y presentaciones ingeniosas que los hagan atractivos a la vista, al olfato y al gusto. Así lo demuestra los chipirones harinados y fritos, sobre alioli de ajo negro con Ambar Mari Castaña que ha preparado para el certamen Tenedores Cerveceros. "Aunque hay que arriesgar y el amargor de la cerveza combina muy bien con el pescado, no hay que olvidarse de equilibrar los sabores", confiesa el chef.

Así, refrescar el paladar con un tartar con salmón y aguacate maridado con Ambar Monte Perdido en Nuevo Varela; saborear una paella del marisco más fresco en Los Cabezudos con una Mari Castaña en la copa; o disfrutar de unos raviolis de centollo y marisco, pasta fresca y crema de cigalas en El Chalet con una Ambar Caesar Augusta son otros tantos motivos más que suficientes para confirmar que la cerveza y los productos de mar y río comparten mucho más que la espuma: están hechos el uno para el otro.

- Ir al especial 'Tenedores Cerveceros de Ambar'.

Etiquetas