Gastronomía
Suscríbete por 1€

Aprender a cocinar, una alternativa de ocio en Zaragoza

Las escuelas gastronómicas son cada día más populares e invitan a participar a todos los públicos.

El chef televisivo Daniel Yranzo imparte cursos de cocina en la Escuela de Sabor.
El chef televisivo Daniel Yranzo imparte cursos de cocina en la Escuela de Sabor.
Escuela de Sabor

Arroces, tartares, comida tailandesa, sushi o hamburguesas. Cocinar está de moda. Y la gastronomía es uno de los ingredientes principales del amplio abanico de ofertas de ocio que se ofrecen en Zaragoza. El 'boom' de programas como 'Masterchef' ha despertado el gusanillo a muchos aficionados a la comida precocinada, a los que argumentan no tener tiempo e, incluso, a los más pequeños. Todos ellos pueden participar en los cursos culinarios que ofrecen la Escuela de Sabor, El Azafrán o La Zarola.

La distensión a la hora de trabajar en la cocina es una de las claves de los cursos que imparte el chef Daniel Yranzo -presentador del programa 'La pera limonera' en Aragón TV- en su Escuela de Sabor. En ellos, lo importante es "pasar un buen rato, disfrutar, aprender los secretos de la alimentación saludable". El propio Yranzo recibe a los participantes con una copa de vino o cerveza nada más entrar. "Cada uno se involucra lo que quiere -dice-. Yo cocino mientras ellos participan o toman notas. Y, al final, los platos se prueban. No tiene nada que ver con el ambiente competitivo de 'Masterchef'". Los cursos de arroces o los de cocina peruana, japonesa o tailandesa son los platos estrella de su menú, que también comprende otros en torno a las tapas o las elaboraciones para celíacos.

Además, el próximo día 24 celebrará una clase de repostería saludable para padres e hijos, "para que ambos cocinen, se diviertan juntos". Todos ellos ligados, en la medida de lo posible, a la gastronomía aragonesa, como refleja la tienda de productos locales que posee en la escuela, en la calle Prudencio, donde abrió hace apenas un par de semanas. A partir de septiembre, introducirá cursos prolongados, intensivos, de temáticas diferentes o para novatos, para aprender a elaborar carnes, pescados o legumbres, a "cocinar en sí", bromea.

Entre arroces y hamburguesas

Los niños llenan los cursos infantiles matinales de la escuela La Zarola, en la calle San Miguel. "Todo lo cocinado se prueba después e intentamos que la elaboración sea participativa", explica Sara Acero. "Hace tres años, cuando abrimos, no había nada. Y ahora solemos completar todas las lecciones". La Zarola ofrece una amplia variedad de clases, que se extienden desde los arroces o paellas a las hamburguesas, la alta cocina, el brunch o el sushi. En agosto cierra sus puertas para reformar sus instalaciones pero, de cara al próximo octubre, adelanta que añadirá otros sobre intolerancias o platos tradicionales. También emplea la cocina como punto de encuentro para empleados, para favorecer el trabajo en equipo o mejorar el ambiente en la empresa. Y lleva sus "experiencias gastronómicas" a fiestas de pueblos de la comunidad.

Apenas quedan plazas para los cursos que restan en julio en la escuela El Azafrán, en la calle de San Antonio Abad. Los próximos días 11 y 12 de julio, celebrará el de cocina de verano; más adelante, los días 17, 18 y 19 de julio, abordará la cocina moderna de autor; y, la semana siguiente, será el turno del siempre presente arroz, que será el ingrediente principal de tres sesiones entre el 24 y el 26 de julio. Las lecciones, que también tienen su vertiente 'on line', están orientadas tanto a profesionales como a aficionados. Tras el parón de agosto, la actividad regresará con los cursos de iniciación a la cocina de distintos niveles o las catas de vino o jamón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión