Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Bámbola: brasa en el Parque del Agua

Bámbola ofrece picoteo, arroces, pero destacan sus particulares platos parrilleros.

La parrilla del restaurante Bámbola, de carbón vegetal y potenciada con haya y encina.
La parrilla del restaurante Bámbola, de carbón vegetal y potenciada con haya y encina.
José Miguel Marco

El entorno del Parque del Agua se anima. La particular Casa de Campo zaragozana es un escenario que merece la pena disfrutar porque son muchos los detalles –no solo naturales– que salen al encuentro del paseante. El sector hostelero ha descubierto sus posibilidades a pesar de lo complicado que es sacar rendimiento en Zaragoza a una propuesta basada en el terraceo y el disfrute al aire libre.

En Bámbola es lo que apetece. En cualquier caso, a cubierto caben más de un centenar de personas y el local está abierto durante todo el año, así que da juego para casi todo. Incluso para culminar con música en directo las cenas del fin de semana. A la mesa la propuesta es informal, divertida y de calidad. El chef David Boldova no ejerce en su cocina, pero supervisa todo lo que sale de ella. Sin duda, una buena carta de presentación.

Del picoteo sobresalen las rabas de calamar, frescas, crujientes y evocadoras. Cierras los ojos y directamente viajas a la playa de Laredo. El colorista tataki de atún, dibujado sobre el plato como una obra de arte; las patatas bravas con salsas naturales; la ensaladilla rusa con cucuruchos de pasta brie o el pulpo son argumentos basados en materias primas de calidad.

Los arroces también son protagonistas. Entre los más interesantes, el de boletus, borraja y gambas, además de la fideuá de gambas con alioli de manzana, cuya presencia evita que repita el ajo, además de dar un toque dulzón.

En cualquier caso, en Bámbola el recetario viene marcado por una interesante herramienta de cocina: la brasa y, por supuesto, por el parrillero que la trabaja, una figura fundamental. Es de carbón vegetal pero potenciada con haya y encina, lo que aporta unas notas particulares a los alimentos.

Sobre la parrilla se trabajan diferentes carnes –recomendable y ajustado de precio el lomo bajo de vaca– y varias hamburguesas. La que lleva el nombre del local es la más completa e incorpora los ingredientes de un steak tartar. También se ofrece la opción de chuleta de vaca.

La carta incluye detalles especiales como los pimientos de piquillo al estilo Iñaki, en homenaje al cocinero Iñaki Ongay. Están trabajados como un pil-pil y se presentan perfectamente caramelizados para disfrutarlos como guarnición de una carne o con un poco de pan.

Como colofón, hay que dejar un hueco para la crema de mascarpone con fresas naturales, mermelada de fresas y crumble de almendras, o la mousse de chocolate con corazón de maracuyá.

Además, hay varias fórmulas de menús para compartir que van de los 25 a los 40 euros. Incluyen distintas opciones de brasa, paella o fideuá, marisco, ensaladas, ibéricos; con el postre, el vino y en algún caso la compañía de una botella de champán.

Bámbola

Parque del Agua (junto Spa & Golf Las Ranillas). Zaragoza.Teléfono:  876 11 47 99- Ver otros restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión