Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

¿Se puede hacer algo para arreglar una mayonesa cortada?

Utilizar un huevo que está a punto de caducarse, echar todos los ingredientes de golpe o batir demasiado rápido... Estropear esta salsa es más sencillo de lo que parece, pero arreglarla también.

La salsa mahonesa es similar al alioli pero sin ajo
La salsa mahonesa es similar al alioli pero sin ajo
HERALDO

Uno de los mayores placeres gastronómicos, si de cocina mediterránea hablamos, es poder disfrutar de una mayonesa o mahonesa casera recién hecha acompañando cualquier producto que se nos ocurra: ensaladas, pescados, carnes o mariscos. Sin embargo, lo más habitual es su consumición prefabricada debido al miedo que se ha generado alrededor de esta salsa que se corta de mirarla. Pánicos fuera, solo queda entender por qué se puede estropear durante su preparación y también cómo se puede arreglar para evitar tirar litros y kilos de aceite y huevos, respectivamente.

La mayonesa suele cortarse porque los ingredientes que utilizamos no están a la misma temperatura, porque se mezclan todos los productos a la vez o porque se comienza batiendo demasiado rápido. Pero, si aún siguiendo paso a paso la receta se echa a perder, no hay de qué preocuparse, porque para una mayonesa cortada siempre (o casi siempre) hay una solución .

¿Cuáles son las claves para arreglar una mayonesa cortada?

Lo más habitual cuando se estropea una mayonesa es, directamente, tirarla a la basura. Sin embargo, antes de perderla de vista conviene probar algunos trucos para arreglarla, evitando así desperdiciar ingredientes y cogerle miedo a esta salsa mediterránea que tan bien combina con tantos productos.

Añadir más yema de huevo. Si al batir la mayonesa se aprecia que los ingredientes no han se han ligado correctamente, lo mejor es probar a echar una yema de huevo más y volver a batir en el mismo vaso. Si aún así se resiste, se puede probar a batir una segunda yema sin remordimientos, pues con las claras sobrantes se puede hacer una buena tortilla francesa para la cena

Echar un huevo entero. Es el truco más conocido para recuperar una mayonesa que se ha cortado, y es tan simple como abrir un huevo nuevo en otro vaso de batir limpio e ir añadiendo poco a poco la mezcla estropeada, como si del aceite se tratase. En cuestión de minutos (la paciencia es una de las claves de esta salsa) la mayonesa tendrá una pinta deliciosa. ¿El único inconveniente? Que la cantidad duplicará la que se había pensado en un primer momento

El agua caliente, un remedio desconocido. Para poner en práctica este truco, lo primero que hay que hacer es poner la mayonesa cortada en un vaso nuevo y en el recipiente anterior (sin limpiarlo ni rebañarlo) añadir dos o tres cucharadas de agua templada. Después, hay que batir a velocidad media durante unos diez segundos y, pasado este tiempo, ir echando poco a poco la mayonesa cortada mientras se sube la velocidad de la batidora. En el caso de que la mayonesa quede demasiado líquida después de añadir el agua, se puede incorporar un poco de aceite para espesar.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios