Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Los cartujos: el discreto encanto de la celda del prior

Este restaurante tiene un ambiente muy familiar y proyecta una amplia mirada a las cocinas del mundo.

Juan Martínez y Djamimatou Sow, en uno de los comedores del restaurante Los Cartujos.
Juan Martínez y Djamimatou Sow, en uno de los comedores del restaurante Los Cartujos.
A. T.

Dentro del recinto de la Cartuja de la Concepción; en la antigua celda del prior; en un edificio catalogado del siglo XVII, se ubica este restaurante familiar que tiene sus puertas abiertas desde hace un cuarto de siglo. Estas breves pinceladas evocan una historia y un ambiente, el que se respira en el lugar, que aportan un gran valor añadido a Los Cartujos.

Solo por disfrutar del entorno merece la pena la visita. Además, es de estos sitios donde uno tiene la sensación de sentirse muy bien acogido. Hay detalles que lo sugieren y uno muy importante que lo confirma: la carta existe porque es obligatorio tenerla, pero casi nadie la pide y casi nunca se muestra. Lo que hay para comer se canta, ya sean las propuestas del menú o las sugerencias del día.

Esto suele pasar en restaurantes donde son muchos los clientes que repiten a diario. Y este es uno de ellos. La base de su clientela se encuentra en los cercanos polígonos industriales de La Cartuja Baja, así que las comidas de empresa son muy habituales. Ahí ha sabido encontrar su hueco Los Cartujos, alrededor de un menú y unas sugerencias que se adaptan muy bien a las necesidades de los clientes.

El menú diario (18 euros) –el restaurante suele tener más movimiento de lunes a viernes que el fin de semana– se asemeja bastante a una carta a precio cerrado. Habitualmente hay muchas opciones de verdura fresca para elegir (alcachofas con foie, judías verdes a la madrileña, pencas de cardo y jamón a la crema...). Tampoco faltan los platos de cuchara como pochas navarras de temporada o garbanzos con callos. Y, entre los segundos, se le da un gran protagonismo a la brasa y se cuida especialmente la frescura del pescado. El bacalao siempre está presente, pero luego, si a diario no se puede poner rape y surge la posibilidad de tener un buen gallo y prepararlo sencillamente a la andaluza, se hace, por poco glamurosa que resulte la propuesta.

Esta es una de las claves de Los Cartujos: su capacidad para adaptarse a lo que ofrece el mercado y presentarlo a la mesa de una forma vistosa. Por sencillas que sean las materias primas se cuidan mucho las presentaciones. Una circunstancia que se mejora en el menú del fin de semana (25 euros), donde ya aparecen ternasco de Aragón asado o entrecot.

Cocinas del mundo

La clientela potencial de este restaurante, que llega de muchos lugares del mundo con credos y valores diferentes, ha hecho que la versatilidad de su cocina sea otra de las señas de identidad. Están preparados para elaborar comida halal permitida por la religión musulmana, platos típicos de Israel, de Centroeuropa o para viajar al rico y especiado universo de la cocina asiática.

Un dato a tener muy en cuenta es que Los Cartujos solo abre a mediodía, incluso los fines de semana. Eso sí, el entorno invita a prolongar la sobremesa distrayendo la mirada por los preciosos salones de la antigua celda del prior. Una visita muy recomendable.

Los cartujos

Paseo de los Plátanos, 65. La Cartuja Baja (Zaragoza). Teléfono: 976 500 005. Horario: de 13.00 a 16.00. Descanso: abierto todos los días. - Ver otros restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios