Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Longaniza

Tradicional y sabrosa y con sello de calidad.

La longaniza de Graus es una de las más famosas de España.
La longaniza de Graus es una de las más famosas de España.

Sinónimo de mucho sabor y de gran calidad. La longaniza, un producto tan típico de Aragón, se ha posicionado a lo largo de los años como una auténtica seña de identidad gastronómica cuya fama ha trascendido nuestras fronteras. La sabrosa longaniza aragonesa fue el primer alimento que recibió el sello C’alial, marca de garantía del Gobierno de Aragón.

Para garantizar sus tan característicos olor, sabor, forma y color, la normativa autonómica exige un determinado proceso de desecación y maduración de esta mezcla de carne de cerdo picada y sazonada con sal y especias, amasada y embutida en tripas naturales. En su elaboración, cada fabricante tiene sus trucos y su manera de elaborarla, para cuya condimentación puede emplearse sal común, canela, pimienta, orégano, nuez moscada, anís o vinos olorosos, ajo y otras especias naturales.

Resulta difícil pensar en Graus y no acordarse de su famosa longaniza, de la que cada año, los turistas compran por miles de kilos. En la capital de la Ribagorza se elabora este embutido según la fórmula tradicional pero también se fabrica usando la imaginación y el buen gusto, como la longaniza preparada con setas frescas, boletus edulis o trufa negra de Graus.

Además de como alimento para su consumo inmediato, ya sea fresca o a la brasa, es un ingrediente para multitud de recetas aragonesas, como los tradicionales ‘recaos’ del Pirineo o unas buenas y siempre apetitosas migas.

Ir al especial 'Guía de los 100 mejores restaurantes de Aragón'.

Etiquetas
Comentarios