Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Trufa

Aragón, cuna mundial del diamante negro.

La producción de trufa en Aragón supone un 65% de la que se obtiene a nivel nacional.
El Prepirineo, las serranías del Maestrazgo y el Bajo Aragón son las zonas con mayor cultivo de trufa.
Heraldo

Aragón es la gran productora de trufa negra del mundo. Esta delicia gastronómica abunda, en cantidad y calidad, sobre todo en las zonas más próximas al Prepirineo oriental de Huesca y también en las serranías del Maestrazgo, Gúdar-Javalambre y las zonas montañosas del Bajo Aragón y del Matarraña.

El diamante negro de la cocina, como llaman algunos cocineros a la trufa, es un producto cada vez más demandado por los restauradores gracias a su peculiar olor y sabor, algo amargo y especiado, que convierte los platos más sencillos en deliciosas creaciones.

Gracias a sus cualidades organolépticas, se aconseja añadirla en el último momento de la cocción de los productos para que no desaparezcan sus peculiares aromas. Si la trufa es fresca, lo mejor es rallarla o laminarla para que perdure aún más. Es ideal para acompañar alimentos tan variados como la pasta, el arroz, las verduras, los huevos, la carne o cualquier tipo de aves. Además, en los últimos años han proliferado una gran cantidad de productos elaborados con trufa negra, entre los que sobresalen el aceite y la sal trufada.

Ir al especial 'Guía de los 100 mejores restaurantes de Aragón'

Etiquetas
Comentarios