Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Una rica garnacha de Campo de Borja con toque siciliano

Un enólogo de Tabuenca que trabaja en la isla italiana pone el sello a este nuevo vino.

La última añada de Palmeri Navalta, de la D. O. Campo de Borja.
La última añada de Palmeri Navalta, de la D. O. Campo de Borja.
J. L. S.

Hace pocos días he catado la nueva añada –la de 2014– de Palmeri Navalta, un vino elaborado por garnachas de monte en la localidad de Tabuenca, en la D. O. Campo de Borja. Esta es la tercera añada de este vino, caracterizado por su elegancia y por tener un perfil aromático impactante a la vez que sutil y sugerente.

Además, es, hasta ahora, el único producto que se elabora en Bodegas Palmeri Sicilia, un proyecto con una bonita historia detrás. Al frente se encuentran tres hermanos de Tabuenca –Jesús David, Eduardo y Rafael Cuartero– y dos socios suizos –Erika Heiniger y Ulrich Breitschmid–. El proyecto arrancó en tierras italianas, en concreto en una bodega de Sicilia, llamada Tenuta Palmeri, en la que Jesús David Cuartero trabaja desde 2009 en la elaboración de los vinos. El propietario de la empresa le propuso construir una bodega en España y el aragonés supo de inmediato cuál era el lugar perfecto: su pueblo natal, integrado en la denominación aragonesa conocida en todo el mundo por abanderar ‘El Imperio de la Garnacha’.

Y se pusieron manos a la obra a partir de las viñas y una vieja construcción del abuelo de Cuartero, que embarcó en el proyecto a sus dos hermanos: Eduardo y Rafael. Se ha realizado una inversión cercana al medio millón de euros para construir una pequeña bodega de unos 350 metros cuadrados, que alberga 60 barricas de roble americano y francés y seis tinas –tres de madera y tres de acero inoxidable–, cuatro de las cuales tienen una capacidad de 5.000 litros y las otras dos pueden albergar 4.000 litros cada una.

El vino se llama Palmeri Navalta porque la sierra de Tabuenca se conoce como Nava Alta. Siguiendo el método artesanal que se utiliza en Sicilia, tras las fermentaciones controladas durante un mes más o menos, pasó ocho meses en las grandes tinas de roble y otros ocho en las barricas de roble de 220 litros. Después ha estado, como mínimo, otros ocho meses en botella.

La producción actual anual se encuentra alrededor de las 15.000 botellas, con la intención de ampliar hasta llegar a las 30.000 botellas en años próximos.

Destacan los 15,5 grados de alcohol, muy bien equilibrados por la frescura que le proporciona la acidez. Estamos ante un vino que requiere de un buen plato para disfrutarlo en plenitud y, por supuesto, mejor si es en compañía.

El precio de venta al público recomendado es de 19,95 euros y lo distribuye la empresa aragonesa Masquegastronomía, de Roberto Morales. Un gran producto que viene a confirmar el presente y la proyección futura que tiene la garnacha aragonesa.

- Ver otras noticias de vinos recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión