Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

La provincia de Teruel promociona el turismo trufero

Establecimientos hoteleros rurales ofrecen excursiones para recolectar el hongo y menús temáticos.

La producción de trufa en Aragón supone un 65% de la que se obtiene a nivel nacional.
La campaña de trufa negra empieza con gran escasez por la sequía en el monte y en las plantaciones
Heraldo

Teruel quiere abanderar el estandarte de la 'Tuber melanosporum' aragonesa, ya que un gran porcentaje de la trufa negra que produce Aragón se cultiva en las truferas de la provincia bajoaragonesa. Una forma de aprovechar al máximo sus posibilidades es el turismo gastronómico basado en este manjar.

Desde finales de noviembre a mediados de marzo, los bosques de Teruel esconden este tesoro, que solo está al alcance de expertos rastreadores como perros, cerdos o de quienes observan la presencia de la mosca trufera. Quienes practican el turismo gastronómico dedican esta época del año a visitar los festivales dedicados a la trufa y los restaurantes especialistas en este producto. Desde páginas como Escapadarural.com se promocionan ahora estos destinos por toda la geografía española. El paquete incluye alojamiento en un establecimiento hostelero rural, excursión guiada para cazar trufas con experto y perro adiestrado y uno o varios menús degustación con platos en los que el hongo negro es el principal protagonista.

En Gúdar Javalambre, zona trufera por excelencia, se encuentra Melanosporum. Como su nombre indica, la trufa negra es la protagonista de la carta de este restaurante. Su propuesta combina innovación y tradición gracias a la utilización de productos locales y, sobre todo, a su ingrediente estrella, que se recolecta en los alrededores. Melanosporum se sitúa dentro del Complejo de Apartamentos Turísticos La Trufa Negra de Mora de Rubielos (avenida de Ibáñez Martín, 10; teléfono 978 807 144).

menú degustación. El menú degustación, compuesto por seis platos con toques trufados, es perfecto para hacerse una idea de las posibilidades de este fruto de la tierra. El complejo incluye un hotel, un spa y 34 apartamentos de primera categoría, con todo tipo de comodidades y distinta capacidad para disfrutar en pareja o en familia.

En La Masía de los Toranes, en Fuentes de Rubielos (camino del Molino, s/n; teléfono 647 750 328), también ofrecen actividades relacionadas con la trufa y alojamientos confortables en una casa señorial restaurada.

Otra buena opción es la Masía El Molinete, en Valbona (Carretera A-228, km 5,5; teléfono 902 734 280). Su jardín es una lección de botánica. Sabinas, chopos y encinas son testigos de cómo esa finca se ha transformado en un referente para los que necesitan tranquilidad. Es muy propicio para ir con niños y explicarles la vida cotidiana en una explotación agropecuaria.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión