Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Recetas tradicionales con pan duro

El pan es uno de los alimentos más sencillos de la dieta Mediterránea, pero también uno de los que más posibilidades ofrece para comerlo de forma variada y sabrosa.

Pan artesanal.
Pan artesanal.
HA

En tiempos de crisis no hay que desperdiciar ni una sola miga de pan y gracias al recetario de la gastronomía popular española podemos aprovechar este alimento básico para hacer suculentos platos, y muy sencillos, con los que saciar el estómago y el paladar.


La cocina española ha sido aprovechar el amplio abanico de posibilidades que ofrece el pan elaborando desde croquetas hasta torrijas y todos tipo de sopas calientes o frías. Por no hablar del pan rallado o de los deliciosos tostones de pan frito con chocolate.


Además el pan es uno de los alimentos más baratos del mercado y ofrece la posibilidad de congelarlo durante el tiempo que se necesite, volviendo a estar crujiente y delicioso con tan solo unos minutos de horno.


A continuación, cuatro recetas elaboradas a base de pan del día anterior, que pueden salvar de un apuro cuando se nos ha olvidado hacer la compra.

Recetas tradicionales donde el pan es protagonista

?Sopa de ajo. Para esta deliciosa sopa solo se necesita: 1 litro de caldo de pollo, 7 dientes de ajo, una cucharadita de pimentón dulce, 150 gramos de pan del día anterior, 150 gramos de jamón en taquitos, 2 huevos grandes y aceite de oliva Virgen Extra. Su elaboración es muy sencilla: primero, hay que rehogar los ajos cortados en láminas en una sartén con aceite. Cuando estén dorados agregar el jamón y saltear ligeramente, añadir el pan hasta que se tueste y, entonces echar la cucharadita de pimentón. Es importante bajar el fuego para que el pan y el pimentón no se quemen. Echar el caldo y dejar cocer 15 minutos a fuego lento para que no hierva y, por último, añadir los huevos para que cuajen un poco y solidifiquen ligeramente la sopa.


Salmorejo. Para la preparación de esta sopa fría hay que tener: 1 kilo de tomates maduros, 200 gramos de pan del día anterior, 250 ml de aceite de oliva virgen extra, vinagre, 1 diente de ajo, sal y taquitos de jamón serrano. Hacer este plato es cuestión de minutos, hay que empezar por trocear y batir el pan mientras se añade el aceite y el vinagre para que el pan empape. Una vez triturado, incorporar los tomates pelados, el ajo y la sal. Dejar reposar en la nevera para servir frío y, una vez en el plato añadir taquitos de jamón, huevo duro y unos picatostes de pan frito.


Croquetas de pan duro. Esta receta es perfecta para los niños y solo se necesitan: 250 g de pan del día anterior, 3 huevos, 300 ml. de leche del tiempo, queso emmental (se puede elegir la variedad que se prefiera), jamón serrano a taquitos, aceite de oliva virgen extra y sal y pimienta. Su elaboración es rápida y fácil, primero hay que dejar el pan en remojo durante media hora hasta conseguir una masa consistente a la que le añadiremos el queso y el jamón. Salpimentar al gusto, rebozar, freír y ¡listas para comer!


Pastel de pan duro. Este postre requiere: dos huevos, 250 gramos de azúcar, pan duro, nueces, 30 gramos de chocolate en polvo, mantequilla. Para prepararlo hay que poner el plan a remojo en la mezcla de los dos huevos batidos y los 100 gramos de azúcar. Una vez conseguida la masa se añaden las nueves, el chocolate y los 150 gramos de azúcar restante. Hay que untar el bol donde vayamos a ponerlo en mantequilla para evitar que se pegue, meter al horno durante media hora y esperar a que se enfríe antes de consumir. De puede acompañar de nata montada y helado de vainilla si se quiere.




- Recetas de cocina.

-Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas