Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Cómo elegir y conservar las mejores mandarinas

Siempre es mejor decantarse por los frutos más pesados, pues suelen ser los más jugosos.

Mandarinas, dulces y fáciles de pelar
Cómo elegir y conservar las mejores mandarinas
Agencia Almozara

Las mandarinas y clementinas las podemos encontrar en el mercado desde septiembre hasta abril debido a la gran cantidad de variedades que se cultivan.

A la hora de elegir los frutos, siempre es mejor seguir algunos consejos:

Decantarse por los más pesados, al margen de su tamaño, ya que normalmente son los más jugosos. También es importante que tengan la piel blanda, pero no arrugada, adherida a los gajos pero no tanto como para no poder pelar la fruta con la mano. Por otra parte, el pedúnculo debe estar cortado a ras.  El mejor indicativo de su calidad no es tanto el color de la cáscara como su olor, más dulce e intenso cuanto más madura está la fruta. Una vez recolectada, la mandarina se conserva perfectamente a temperaturas de refrigeración, entre 3 y 7 grados, en la parte menos fría del frigorífico.

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas