Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CONTROLADORES

El Gobierno apuesta por prorrogar el estado de alarma hasta navidades

Según Jáuregui, espera informes de Fomento y Defensa y trabaja por resolver el conflicto porque las alternativas son "imperfectas".

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha avanzado este martes que el Gobierno quiere prolongar el estado de alarma, aunque la "decisión final" no está tomada aún, "para tener la seguridad de que el funcionamiento (del sector aéreo) es perfecto". Esa prórroga, ha añadido, "en ningún caso" iría más allá de las fiestas navideñas.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para las 19.00 en la zona habilitada para el Ejecutivo en el Congreso de los Diputados.

Jáuregui ha defendido que "las consecuencias del sabotaje" perpetrado por los controladores aéreos aún "no han sido del todo resueltas" y que "no hay suficientes garantías de funcionamiento perfecto del tráfico aéreo". No obstante, ha añadido que la decisión definitiva dependerá de sendos informes que los ministerios de Defensa y Fomento están elaborando esta mañana.

Durante la entrevista, el titular de Presidencia ha justificado la declaración del estado de alarma el pasado 4 de diciembre en que la "militarización del servicio", decretada la noche del viernes 3, no sirvió para que los controladores volvieran a sus puestos.

"Nos encontramos en la necesidad de que hay que militarizarles a ellos, es lo que hacemos con el estado de alarma", ha explicado, antes de añadir: "Y es lo que queremos prolongar ahora, para tener la seguridad de que el funcionamiento es perfecto, y pensamos en los españoles".

Además, ha defendido que aunque declarar el estado de alarma pueda parecer "dramático" y "aparatoso", en realidad es sólo un "instrumento legal" que está "muy limitado a un colectivo concreto que ha producido un daño enorme" que no se puede repetir. "El estado de alarma no nos afecta a los 47 millones de españoles, vivimos muy tranquilos", ha argumentado.

Gobierno y controladores hablan

En todo caso, ha admitido que "el estado de alarma no puede ser permanente" y asegurado que el Ejecutivo sigue hablando con los representantes de los controladores aéreos para buscar una solución al fondo del conflicto, aunque sin renunciar a su "autoridad" si la negociación "no prospera".

Es más, ha dejado claro que la "solución negociada" tiene que partir de lo que ha aprobado el Gobierno estos últimos meses para recomponer el "convenio abusivo" del sector y no como pretendían los controladores el viernes 3 de diciembre cuando, según el ministro, pidieron al Ejecutivo que firmase el convenio de hace un año.

Con todo, Jáuregui ha confiado en que finalmente se llegue a un acuerdo sobre las condiciones laborales de los controladores porque los "planes alternativos" que existen para el sector son "imperfectos" y la apertura a las empresas privadas es una operación que llevará tiempo.

En este punto, ha explicado además que las habilitaciones a los controladores las dan las autoridades europeas, "a veces controladas por organismos más bien corporativos", y que la formación requiere caso dos años, incluido año y medio de prácticas junto a los propios controladores.

A su juicio, es probable que entre los controladores haya cierto arrepentimiento por el colapso que provocaron sus bajas masivas el pasado 3 de diciembre, aunque no es esa la actitud que están dejando ver en sus declaraciones ni en los procesos que les ha abierto la fiscalía --donde se están negando a declarar--. "No estamos percibiendo una actitud de decir 'por favor, retiren el estado de alarma'", ha dicho.

Ley de huelga

Según Jáuregui, tal vez debería pensarse en "algún tipo de instrumento" que resuelva obligatoriamente los conflictos en los servicios esenciales donde además hay un "sindicalismo corporativo tan gremial", pero no una ley de huelga, sino más bien la figura del laudo obligatorio, que no existe en España para el caso de un servicio público.

Por último el ministro ha defendido en todo momento la actitud del Gobierno en el conflicto y se ha preguntado "con qué cara" le mirarían los ciudadanos si "pasado mañana" se volviese a interrumpir el tráfico aéreo.

Etiquetas