Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PLAN DE CHOQUE PARA EL EMPLEO

Solo las empresas que aumenten la plantilla podrán lograr bonificaciones

El Consejo de Ministros ha aprobado el Decreto Ley del plan de choque contra el desempleo juvenil y de larga duración, que incluye la nueva ayuda de 400 euros que sustituirá a la de 426 euros a partir del 15 de febrero.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, anunció que solo las empresas que incrementen su plantilla podrán beneficiarse de las bonificaciones del contrato a tiempo parcial previstas en el plan de choque para el empleo, aprobado en el Consejo de Ministros y que estarán vigentes durante un año.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, Gómez explicó que con el fomento de la contratación a tiempo parcial se pone solución a una de las principales «insuficiencias» del mercado laboral español.

El ministro insistió en que las bonificaciones solo estarán disponibles durante los próximos doce meses y para la contratación de jóvenes de hasta 30 años y parados de larga duración con una jornada a tiempo parcial de entre el 50 y el 75 % del total.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Decreto Ley del plan de choque contra el desempleo juvenil y de larga duración, que incluye bonificaciones para la contratación a tiempo parcial y la nueva ayuda de 400 euros que sustituirá a la de 426 euros a partir del 15 de febrero.

El decreto, que se enmarca en el acuerdo social firmado con patronal y sindicatos, entrará en vigor el día después de su aprobación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y, según fuentes parlamentarias, el Gobierno cuenta con los apoyos suficientes para que no se tramite como proyecto de Ley y se garantice su inmediata aplicación.

La primera de estas medidas, el denominado 'Programa excepcional de empleo para la transición hacia la contratación estable', está enfocado a los jóvenes de hasta 30 años y parados de larga duración. Incluye la nueva ayuda de 400 euros hasta un máximo de seis meses, que estará vinculada a la formación y que contará con una dotación de 400 millones de euros, que correrán a cargo del Estado.

La ayuda beneficiará a unos 80.000 desempleados, muchos menos que los 198.000 beneficiarios del PRODI registrado en el último periodo de la ayuda.

Serán beneficiarias de este programa las personas que agoten su protección por desempleo a partir del 16 de febrero de 2011 y no cumplan con los requisitos de acceso a la Renta Activa de Inserción.

A diferencia del PRODI, esta nueva ayuda, denominada 'Programa de recualificación profesional de las personas que hayan agotado su protección por desempleo', está concebida más como un acompañamiento económico a acciones de formación propias de las políticas activas, que como una prestación.

De este modo, el programa obliga a los beneficiarios a realizar un itinerario personalizado de inserción, que contemple el diagnóstico sobre su empleabilidad y la participación en acciones de recualificación y/o reinserción laboral.

Etiquetas