Un camarero en Zaragoza tiene un salario más alto que el director de un MacDonald's

OSTA critica el agravio comparativo entre el convenio estatal de la restauración moderna y el  provincial de la hostelería.

Concentración de los trabajadores de hostelería ante las puertas del SAMA.
Imagen de archivo de una concentración de los trabajadores de hostelería ante las puertas del SAMA.
Francisco Jiménez

Publicadas las tablas salariales del nuevo convenio colectivo estatal de “marcas de restauración moderna” (La Tagliatella, Goiko, MacDonald's, entre otras cadenas) OSTA ha visto el agravio comparativo en las condiciones salariales de este convenio y las que marca el provincial firmado recientemente entre sindicatos y empresas de la hostelería en Zaragoza. 

En una nota remitida por el sindicato, señalan que un auxiliar de camarero en el convenio provincial cobra 17.000 euros al año mientras que en el convenio de la restauración moderna percibe 15.500 y que su joranada anual es de 1.776 horas frente a la del convenio estatal de 1.800.

OSTA critica que los sindicatos mayoritarios, junto con Fetico, hayan firmado un texto por el cual se rigen “las marcas comerciales de cadenas de restauración de gran implantación en territorio nacional” que permite que las plantillas de empresas como Goiko, la Tagliatella y McDonal’s (entre otros) pasen a tener unas condiciones laborales notablemente inferiores que las del sector de la hostelería de la Provincia de Zaragoza.

Para OSTA, las nuevas tablas salariales publicadas en fecha de 20 de mayo para los años 2024-2025, “dejan patente la gran brecha entre ambos sectores, y la precarización que estas tablas suponen para el sector”.

Desde la central aragonesa consideran “alarmante” que la diferencia salarial entre una categoría de camarero/a de restauración moderna respecto al de la hostelería de Zaragoza sea de más de 4.000 euros al año (el salario del camarero/a de Zaragoza es incluso superior al del director de restauración moderna) o que los auxiliares vayan al Salario Mínimo Interprofesional.

Además de las cuestiones salariales, el resto de condiciones laborales difieren mucho del sectorial (jornada anual, pago de festivos, días de asuntos propios), y tildan este pacto como “un cheque en blanco para la patronal de la hostelería”.

Por todo esto, desde OSTA piden una vez más la prevalencia de los convenios provinciales y autonómicos frente a los estatales.

“Tanto el convenio estatal de la restauración moderna, como el de la restauración colectiva, son un claro ejemplo de que alejar la negociación del territorio lleva consigo la precarización de las condiciones laborales”, subrayan. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión