La planta de Stellantis dirá adiós al Opel Crossland y al C3 Aircross el 19 de julio

Hay proveedores muy dependientes de estos modelos que sufrirán ajustes de empleo, advierten los sindicatos.

Taller de baterías de Stellantis en Figueruelas.
Taller de baterías de Stellantis en Figueruelas.
Marcos Cebrián

Ya hay fecha, el 19 de julio, para que la planta de Stellantis en Zaragoza deje de producir dos de los modelos que fabrica, el Opel Crossland y el C3 Aircross, que ensambla desde 2017 –se lanzaron en primavera y agosto de ese año, cuando PSA compró la planta de Figueruelas–. Pioneros en compartir una de las primeras plataformas conjuntas creadas por PSA para reducir costes, abandonarán en dos meses las líneas de producción de la factoría zaragozana.

Ambos han sido dos vehículos de éxito. Llegaron en un momento clave para aprovechar la capacidad de la planta y alcanzaron cada uno ya en 2023 el medio millón de unidades producidas, que a fecha de hoy serán bastantes más, pero a los que habrá que decir adiós. Será diez días antes de que la plantilla se vaya de vacaciones, el 29 de julio.

Transcurridos seis años de su llegada a Figueruelas, estos modelos pasarán a fabricarse en otras plantas. La nueva generación del C3 Aircross previsiblemente se produzca en la factoría de Stellantis enTrnava (Eslovaquia), igual que el sucesor del Crossland, el Opel Frontera, un SUV eléctrico de tamaño algo mayor.

«Si los coches eléctricos funcionarán en mayor medida, es decir, hubiera más demanda, no habría de qué preocuparse. Modelos tiene la planta de Figueruelas», reconoció Ana Sánchez, secretaria general de Industria de CC. OO., en referencia al Peugeot 208 –que empezó a hacerse en agosto de 2023 solo en versión eléctrica pero que hace varios meses se fabrica también en versión térmica– y al recientemente incorporado a la línea 2, el italiano Lancia Ypsilon enchufable. 

Sin embargo, «los que dejará de hacer la planta en dos meses suponían bastante volumen y eso tendrá un impacto en la industria auxiliar», advirtió Sánchez. «Si los que se van fueran sustituidos por igual volumen de coches no habría problema, pero no es el caso», recalcó la sindicalista. 

Aunque los proveedores en estos últimos años se hayan diversificado mucho para no depender solo de Stelllantis, CC. OO. anticipa que algunos siguen trabajando solo para este constructor, con lo que tienen previsto trazar la próxima semana un mapa para ver cuales podrían verse más afectados por la marcha de ambos modelos. «Ojalá con la salida de los temporales se pudiera amortiguar este menor volumen de producción", pero seguramente habrá ajustes, reconoció Sánchez.

Sergio Sancho, secretario general de FICA UGT Aragón, mostró similar preocupación. «No hay suficiente demanda de los coches eléctricos por cuestión de precio. Además, mientras un motor térmico precisa de más de 6.000 piezas, el eléctrico lleva solo 200, con lo que llevamos tiempo advirtiendo de los peligros que esta transición puede tener para una industria auxiliar que suma más de 20.000 empleos en Aragón». 

Es evidente, señaló, que la salida de estos dos modelos de Figueruelas se va a dejar sentir en los proveedores, si bien rehusó nombrar a ninguno por el momento a expensas de saber si tienen algún proyecto en cartera que pueda suplir esta bajada en volumen.

Asimismo, desde OSTA, el responsable de Industria, Jorge Ruiz De Lazcano, advirtió de la afección que tendrá en el empleo.

Los sindicatos mayoritarios volvieron a reclamar la convocatoria de la mesa de la industria en Aragón para buscar soluciones a esta incertidumbre continua por los modelos. «Los constructores deberían mantener fidelización con los proveedores. Igual que estos la mantienen a la hora de hacer las inversiones para adaptarse a sus requerimientos», manifestó Sancho. 

La producción del e-Peugeot 208 dobla la del Corsa

Pese a la fuerte apuesta que han hecho los fabricantes de coches por el vehículo 100% eléctrico, el mercado no está acompañando. En Figueruelas el taller de baterías que trabajaba a dos turnos se ha reducido a uno solo. Y eso que son ya tres los modelos enchufables a los que debe de suministrarles el motor eléctrico. 

Eso sí, los nuevos modelos enchufables están ya adelantando en producción al modelo emblemático de Figueruelas, el Corsa. Así, del Peugeot 208 100% eléctrico se produjeron en marzo 4.024, mientras que de los Corsas se hicieron 2.231 y de los Lancia 120. En abril, la tendencia en enchufables fue similar. El modelo francés a baterías que se produjo en la factoría zaragozana adelantó al Corsa con el doble de unidades: 6.965 frente a 3.829. Los Lancia se quedaron en 471. Y las previsiones en mayo, según ha podido saber HERALDO, siguen parecidas y la intención es producir 5.570 Peugeot 208, 2.691 Corsas y 1.078 Lancia.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión