Economía
Suscríbete por 1€

Lobe consolida su crecimiento con unas ventas de 110 millones

El grupo empresarial se acercará al récord alcanzado en 2020 (120 millones), que fue un año de mucha entrega de viviendas

Juan Carlos Bandrés, director general del Grupo Lobe, frente a uno de los edificios de viviendas que construyen.
Juan Carlos Bandrés, director general del Grupo Lobe, frente a uno de los edificios de viviendas que construyen.
Guillermo Mestre

Priorizar la eficiencia energética a la hora de construir y tener la certificación Passivhaus hace que el grupo Lobe siga manteniendo buenas cifras de crecimiento pese a la inflación y el encarecimiento de materias primas y energía. Este año terminarán con una cifra de negocio de 110 millones, de los que 12 son de beneficio bruto (antes de impuestos) -frente a 59 millones facturados en 2019 y 11 de beneficio-, según anticipó Juan Carlos Bandrés, director general del grupo aragonés.

«En 2020 se entregaron muchas viviendas y eso hizo que alcanzásemos nuestra cifra de negocio récord: 120 millones y 18 de beneficio», aseguró. Una trayectoria de crecimiento que han mantenido desde hace 35 años, cuando nació la empresa que hoy cuenta con un centenar de trabajadores y que dio el salto cualitativo en 2008. 

Entonces, a raíz de la crisis, se produjo un cambio de enfoque en el negocio para ofrecerle al cliente un valor añadido frente a la vivienda convencional: la eficiencia en el consumo de energía y el mayor confort, de acuerdo al estándar Passivhaus, la más alta certificación energética que existe.

 «Tenemos 600 u 800 viviendas certificadas en Zaragoza (1.540 en toda España), pero queremos llegar al doble», dijo. El alto coste de la energía y el impacto del cambio climático demuestran, añadió, que «no nos hemos equivocado y frente a ese alto porcentaje de ciudadanos que sigue eligiendo la vivienda por la zona y el diseño, se observa que crece poco a poco la «conciencia medioambiental».

Este año en Lobe tienen previsto acabar las 137 viviendas de un complejo residencial en la nueva zona del Corredor Verde de Zaragoza donde tienen en construcción 64 más y 125 en proyecto. 

Y en lo referido a viviendas de protección oficial (VPO), están a expensas de recibir los permisos de DGA para construir 144 en Arcosur, casi un centenar de ellas al antiguo precio del módulo, a 153.000 euros (frente a los 185.000 euros que establece la normativa actualizada). «Es para demostrar el potencial de lo que somos», destacó Bandrés, recordando que a principios de 2023 querría tener listas las 160 viviendas de Residencial Flumen, en el paseo de la Ribera de Zaragoza, el primero edificio de España de VPO Passivhaus Plus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión