Economía
Suscríbete por 1€

economía

Cómo fomentar la conciliación laboral y familiar

Teletrabajo, retribución flexible, horario menos rígido, jornada reducida, días libres... Bien empleadas, estas medidas empresariales pueden ayudar a mejorar el funcionamiento de una organización.

En la pandemia se demostró que el teletrabajo es una herramienta que puede ayudar a los trabajadores a conciliar.
En la pandemia se demostró que el teletrabajo es una herramienta que puede ayudar a los trabajadores a conciliar.
Toni Galán

Trabajar en remoto es posible en más sectores de actividad de los que creíamos. La pandemia lo ha demostrado y son muchas las empresas que han introducido esa medida de modo habitual en la organización de su día a día, recalcando así la idoneidad de una herramienta que sin duda ayuda a la conciliación laboral y familiar de las personas.

Conseguir compaginar con menos estrés del necesario la actividad profesional -con la dedicación que cada puesto requiere- con el tiempo que dedicamos a lo personal (parejas, hijos, padres, amigos), incluido el ocio, es un reto para todas las personas que las empresas están obligadas a ayudar a afrontar. Para que esto se produzca, Edenred, una plataforma especializada en servicios y pagos, ha elaborado una guía en la que habla de cinco medidas empresariales concretas. Una es el teletrabajo, pero también están la retribución flexible, la modificación y adaptación de los horarios de trabajo, la jornada reducida o parcial y los días libres.

"Trabajar desde casa es una de las opciones más demandadas por los empleados a la hora de buscar oportunidades laborales", señala Edenred. "El trabajo en remoto implica, por tanto, un aumento de la retención del talento de trabajadores que por motivos personales necesitan conciliar mejor su vida personal y laboral", añade antes de considerar que se trata de "una herramienta que mejora su motivación, le supone un ahorro considerable, especialmente en materia de transporte y comidas, y le genera flexibilidad y autonomía para organizar el tiempo como necesite y le venga mejor".

"El teletrabajo o trabajo híbrido nos abre otra dimensión para centrarnos en cumplir nuestros objetivos y resultados, pasando a un segundo plano la presencialidad", indica Juan Martínez de Salinas, especialista en gestión y desarrollo de personas. El valor extra de esa medida, añade, "es la productividad, importando sobre todo que hagamos nuestras tareas y no tanto en qué momento, si se ajustan a los plazos fijados". Este experto destaca, eso sí, que el teletrabajo se debe fundamentar en la confianza mutua y en la responsabilidad compartida de ambas partes.

"En la pandemia se ha demostrado que se puede trabajar y ser productivos sin estar necesariamente presentes en una oficina", apunta por su parte María Fandos, consultora estratégica de Thinking People, del Grupo Castilla. En el marco de la conciliación, resulta especialmente interesante, afirma asimismo, ya que "permite ahorrar tiempo al evitar desplazamientos y dedicarlo a disfrutar de la familia, desarrollar ‘hobbies’ o tener un mayor tiempo libre".

La segunda medida planteada por Edenred para mejorar la conciliación es la retribución flexible, que "permite al trabajador sustituir parte de su remuneración dineraria por determinadas retribuciones en especie, como pueden ser ‘tickets’ para restauración, guardería o transporte". Estas medidas, sostiene, "suponen un ahorro fiscal para personas cuya principal fuente de ingresos está constituida por rendimientos del trabajo, así como descuentos en los bienes y servicios disfrutados".

Juan Martínez de Salinas cree que en esta medida "el café para todos no funciona" y por ello cree que es mejor escuchar a los trabajadores para saber sus necesidades y ver qué beneficios sociales valoran o necesitan para ajustarse a ellos lo máximo posible.

La flexibilidad horaria es otra de las medidas incluidas en la guía de Edenred, que es "una de las más solicitadas por los trabajadores", asegura María Fandos, ya que permite "disfrutar el tiempo de trabajo de una forma más personalizada y que se adapte a nuestro ritmo de vida". No obstante, señala que en este aspecto hay que tener en cuenta que no se puede dar a todos los tipos de puestos. En eso incide Martínez de Salinas: "Está claro que en las empresas debe existir un horario a cumplir, aunque debe existir flexibilidad global en función de las tareas que desempeñen, del tipo de clientes externos o internos y de los objetivos planteados en su área".

En cuanto a la jornada reducida o parcial, "resulta especialmente útil si con las otras medidas no se puede conseguir compaginar la vida personal y laboral y por diversas cuestiones se requiere disponer de más tiempo", precisa la consultora María Fandos en referencia a una medida que puede ser muy necesaria en momentos puntuales de nuestra vida, según Juan Martínez de Salinas. Este indica que se debe facilitar el uso de la herramienta "dentro de unos mínimos lógicos", buscando el bien común de empresa y trabajador.

La quinta medida que defiende Enrede es el disfrute de días libres extra por asuntos propios o por imprevistos, clave en la conciliación y en la mejora del ambiente de trabajo. "Esto se puede ofrecer como un beneficio flexible", señala el experto en la gestión de personas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión