Economía
Suscríbete por 1€

El Gobierno destina 119 millones a recualificar a 825.000 trabajadores en ERTE o parados

Los primeros planes de formación financiados con los fondos europeos comenzarán en mayo, cuando apenas quedan ya suspensiones de empleo.

Comparecencia de Yolanda Díaz
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo
Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno destinará un total de 119 millones de euros de los fondos europeos a recualificar a unos 825.000 trabajadores en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE): 80 millones en 2022 y otros 39 millones el próximo año. Y para eso ya se ha cerrado recientemente la primera convocatoria de subvenciones para que los afectados puedan acceder a formación. Lo paradójico de esta situación es que estos planes se ponen en marcha cuando ya han pasado casi dos años desde que estallara la pandemia y apenas quedan trabajadores en ERTE: poco más de 100.000 de los 3,9 millones que llegó a haber.

Así, el pasado 7 de febrero terminó el plazo para que las empresas se apuntaran a la convocatoria de ayudas de 'Formación para personas trabajadoras en ERTE' que se incluyen dentro del plan para la recuperación y resiliencia. Se trata de una convocatoria de ámbito estatal -aprobada a finales de diciembre- cuya programación, gestión y control recae en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y cuya tramitación se realiza a través de la Fundación para la Formación en el Empleo (Fundae).

Está destinada a trabajadores que hayan estado o estén incluidos en ERTE, pero también podrán participar personas en situación de desempleo que hayan estado incluidos en un expediente de regulación, inscritas como demandantes de empleo.

El objetivo que se puso el Ministerio de Trabajo, que es de quien depende este programa, es que participen en estos cursos 975.000 personas y que al menos 825.000 personas hayan completado programas de formación con el fin de adquirir capacidades para la transformación digital, ecológica y productiva. Como en la actualidad solo hay 118.811 trabajadores en ERTE -según los últimos datos aportados por el Ministerio de Seguridad Social de mediados de febrero-, la mayor parte de beneficiarios tendrán que ser desempleados o personas que ya se han reactivado.

Habrá cinco plazos de presentación de solicitudes para aquellas empresas que deseen presentarse a la convocatoria: tres en este ejercicio, el primero de los cuales ya se ha cerrado; y otros dos en la primavera y otoño de 2023. Los primeros planes de formación no comenzarán previsiblemente hasta mayo, dado que la primera ronda que se acaba de cerrar está en fase de valoración técnica de las propuestas presentadas, según precisa Trabajo.

La duración mínima de las acciones formativas, que pueden ser presenciales o virtuales, será de 40 horas, que tienen que realizarse dentro del horario laboral. Pero hay otro requisito: todos los participantes deberán efectuar al menos un módulo de 10 horas de competencias digitales, de eficiencia energética o de competencias de sostenibilidad.

La temática de los planes de formación es muy extensa y variada y se pueden encontrar cursos para la venta online en la empresa, para vendedor de grandes almacenes, para gestor de producto digital, módulos sobre contabilidad, auditoría, regulación urbanística, gestión de comunidades de propietarios, etc.

80 euros al día de dieta

El SEPE pagará dietas a los participantes de estos cursos que estén actualmente en situación de desempleo. Concretamente, podrán cobrar 80 euros al día en concepto de alojamiento y manutención si tienen que desplazarse a otro lugar que no sea su residencia habitual y les pagarán además el viaje. A su vez, podrán recibir 12 euros diarios en ayuda de manutención si el desplazamiento alcanza o supera los 20 kilómetros; 1,5 euros si tienen que coger transporte público urbano y 5 euros si es desplazamiento interurbano. Si se movieran en vehículo propio, el SEPE les pagará 0,19 euros por kilómetro.

Hasta ahora en torno a un millón de trabajadores en ERTE recibieron algún tipo de formación a lo largo de 2021, según estimaciones del Ministerio de Trabajo. En la actualidad más de 31.000 trabajadores que están aún con el empleo suspendido, el 40% de los que tienen derecho, ya han sido confirmados para participar en programas de formación, según datos de Seguridad Social, que señala que son los únicos de los que tienen constancia en su departamento y por los que las empresas recibirán una exoneración mayor en las cotizaciones sociales.

El sector aéreo se sitúa a la cabeza en la formación de sus trabajadores en ERTE, más del 80% de los actuales afectados recibirán una recualificación, aunque son apenas 2.100. Pero el grupo más numeroso son los trabajadores del sector del alojamiento: 8.800 se recapacitarán; seguido del de comidas y bebidas (6.600) y agencias de viajes (4.100).

La formación de los trabajadores sigue siendo una asignatura pendiente en España, pero previsiblemente los nuevos ERTE que se pondrán en marcha a partir de abril, en los que serán obligatorios los planes de recualificación, pueden ayudar a impulsarla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión