Economía
Suscríbete por 1€

entrevista

Cani Fernández: "La contratación pública es lo que más nos preocupa y nos ocupa"

Como presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha actuado para intentar reducir la factura de la luz, que dio luz verde a la fusión de Caixa Bank y Bankia, que corrigió malas praxis en la gestión de créditos ICO y que estará vigilante en la recepción de los fondos europeos.

Cani Fernández, presidenta de la CNMC, en la Facultad de Derecho de Zaragoza, donde estudió.
Cani Fernández, presidenta de la CNMC, en la Facultad de Derecho de Zaragoza, donde estudió.
Guillermo Mestre

Vuelve usted a Zaragoza.

Sí. A mi alma máter y a mis raíces.

¿Qué supone recibir un reconocimiento de la universidad en la que estudió Derecho?

Es probablemente el que más me ha emocionado de mi carrera, porque nadie es profeta en su tierra y siempre que he venido he sentido un enorme cariño. Yo siempre pensé que éramos muy afortunados los que estudiamos en la Facultad de Derecho de Zaragoza, además creo que vivimos en una época dorada, con un prestigio enorme tanto en las escuelas de Civil, de Administrativo, Derecho Penal, en fin. Todo lo que aprendí aquí me ha acabado llevando por donde he ido en la vida.

¿Qué le diría al estudiante de Derecho en Zaragoza a la luz de su propia experiencia ?

Como decía Baltasar Gracián, que poniendo un gramo de audacia se llega lejos.

Dio el salto de un despacho (Cuatrecasas) al Gobierno. Entró al gabinete de Presidencia. ¿Fue ese un trampolín a su puesto actual?

La verdad es que no era esa la intención. La intención era que después de haber dedicado toda la vida al mundo del Derecho, no solo de la competencia, sino fundamentalmente al Derecho europeo, la idea era ponerme a disposición de mi país para lo que hiciera falta. Vivíamos momentos en los cuales era importante la negociación de los intereses españoles de cara al brexit, había mucho que hacer desde Moncloa en ese momento y consideraron que un perfil como el mío, que habían puesto a disposición de Iván Redondo, podría contribuir al proyecto de país. Me incorporo a Moncloa el 3 de marzo (de 2020), todo lo que pasa a continuación da un vuelco y estoy ahí para lo que haga falta. Fueron tres meses intensos, duros, que dediqué a hacer muchas cosas, resolver problemas que nos planteó la pandemia.

¿Qué le quita el sueño en la CNMC?

¿Quitarme el sueño? Bueno, sí, hay cosas que me quitan el sueño (ríe). Primero, son distintos niveles, y ninguno es más importante que el otro. Cuando llego a la CNMC me encuentro con un equipo de personas muy potente, con un talento, experiencia y conocimiento técnico espectacular, pero con un montón de problemas de funcionamiento interno porque ocho años después de la constitución del organismo no se han unificado ni los cuerpos, ni las escalas, de hecho hay cinco comités de empresa, hay gente trabajando en lo mismo cobrando sueldos distintos. Lo que hay es una amalgama de ex-organismos. Es muy meritorio que con la cantidad de funciones que tienen la CNMC llevar a cabo esas funciones de la forma que lo hace, que es impecable. Pero claro, lo que le resta de potencial no haber resuelto estos problemas me quita el sueño. 

¿Cuáles son los fallos del mercado español que más le preocupan hoy?

Cuando decimos fallos de mercado nos referimos a situaciones en las que por una razón u otra no puede haber una competencia en todos sus elementos. Los mercados en los que más fallos desde el punto de vista técnico observamos son aquellos en los que tienen redes. Es decir, redes de energía, de telecomunicaciones, del sector ferroviario... Todo lo que tiene una red que no es fácilmente replicable. No podemos tener siete Adifes, con tener uno bien gestionado, donde los operadores de ferrocarril puedan operar de la manera más eficiente lo que llamamos surcos, los slots de las vías, pues mejor. Lo mismo nos pasa con las redes de transporte y distribución de electricidad.

¿Es en el mercado de la electricidad en el que más han actuado? ¿Qué han hecho ante la subida del precio de la luz?

Muchas cosas. Primero, verificar que los movimientos que se producen en el mercado se explican por factores de contexto (la deseada descarbonización en Europa, el precio del gas ruso por la situación geopolítica, etc.). Supervisamos diariamente los precios de los países de nuestro entorno. Analizamos si las distribuidoras pasan a las comercializadoras los datos a tiempo para su facturación y avisamos a los consumidores que si recibían cantidades que no correspondían con su facturación mensual tenían derecho a fraccionar el pago.

¿Y han emitido sanciones?

Hemos tenido casos de comercializadoras que no han prestado suficientes garantías. No solo las hemos sancionado sino que hemos pedido al Ministerio que las inhabilite. Cuando el Gobierno decidió reducir los peajes para bajar el precio de la luz estuvimos verificando si se estaban traduciendo las rebajas a los consumidores. En algunos casos vimos que no y abrimos expedientes informativos. Algunas empresas corrigieron y al final sancionamos a muy poquitas.

¿Celebran en la CNMC sus logros?

Celebramos lo que podemos. Una cosa de la que estoy orgullosa y que ya estaba hecha cuando llegué –el mérito es de Beatriz de Guindos y su equipo en la CNMV– fue el buzón de denuncias covid, donde la gente podía decir qué violaciones a la competencia se daban:subidas de precios, mascarillas, seguros de decesos, seguros médicos...

¿Hubo muchos incumplimientos?

Recibimos más de 700 denuncias. No todas eran de Competencia, pero la CNMC fue correa de transmisión a consejerías, ministerios. En las que eran de Competencia, incoamos .Por ejemplo, en créditos ICO, hubo unos bancos que aprovecharon los créditos ICO para colocar productos complementarios. Hicimos una actuación preventiva, que no fue sanción ni expediente. Fue una nota de prensa, nos servimos de vosotros, que le disteis un impacto tremendo avisando a todos los consumidores de que el crédito ICO no requería ni un producto complementario. La prensa se hizo eco y creo que con eso paramos alguna de las prácticas que se hicieron al principio. Tengo que decir que probablemente por comerciales de los bancos muy apasionados de su trabajo, no tanto por instrucciones de los bancos, pero el hecho es que lo paramos. 

¿Dónde hay más cárteles con pactos de precios?

Los mercados donde te puedes encontrar carteles con mayor probabilidad es en aquellos donde el producto viaja mal. Es decir, un producto que en general tiene un coste de transporte elevado porque la tentación de forma natural de generar un monopolio geográfico es mayor. Por ejemplo, tradicionalmente las autoridades de Competencia hemos luchado muchísimo con elementos de construcción, cementos, vigas, cosas de este tipo. Nosotros estamos muy enfocados, nos lo hemos puesto como prioridad, en estudiar muy a fondo lo que es contratación pública. Queremos detectar, perseguir y sancionar cualquier acuerdo de concertación de precios en todo aquello donde hay contratación pública porque pensamos que los fondos de recuperación y resiliencia que nos van a venir se van a encaminar, muchos de ellos, a través de la contratación pública.

¿Dónde están los grandes frentes en materia de competencia hoy en España? ¿Qué preocupa más en la CNMC hoy?

La contratación pública. Los fondos europeos son competencia de Bruselas, pero la adjudicación en su gran mayoría va a ir de la contratación pública, y eso es lo que más nos ocupa y nos preocupa. En la medida en que estemos vigilantes para que esa contratación se dé de una forma más competitiva posible es el mejor servicio que podemos dar al país. Y no solo vigilando para que no haya comportamientos anticompetitivos, sino también ayudando a las administraciones con pedagogía, poniéndonos a su disposición para que en el diseño de los concursos se haga de la forma más competitiva posible, generando las menores distorsiones posibles. Creo que esa es probablemente la mejor forma que tenemos para cumplir con nuestra función en este momento.

La CNMC tiene un plan estratégico 2021-2026. ¿Se está cumpliendo?

Va bien, lo hemos aterrizado con actuaciones bianuales y estamos satisfechos de su cumplimiento. El 17 de marzo compareceré en el Congreso para decir qué hemos hecho en este año y medio y explicaré también porqué en energía algunas de las actuaciones que habíamos previsto no las hemos podido llevar a cabo porque nos han caído nuevas competencias y hemos tenido que reasignar recursos. Aún así, hemos cumplido más de lo que cabría esperar cuando desvistes un santo para vestir a otro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión