Economía
Suscríbete por 1€

economía y negocios

Autoconsumo, el impulso a la energía solar en Aragón

Con un gran desarrollo estos tres últimos años, por la fotovoltaica están apostando sectores productivos como la industria y la agricultura para reducir sus emisiones y sus costes. Ahora es el momento de pymes y particulares

Parque de lacas fotovoltaicas de Forestalia en El Aliagar, en San Mateo de Gállego.
Parque de lacas fotovoltaicas de Forestalia en El Aliagar, en San Mateo de Gállego.
G. Ortiz

Aragón ha pasado de tener 190 megavatios instalados de energía solar fotovoltaica en 2007 a más de 1.200 en la actualidad, un despegue favorecido por las últimas subastas, destaca Jorge Edo, delegado en Aragón de Anpier (Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica), que piensa que el gran acelerador en la implantación de esta energía renovable va a venir de la mano del autoconsumo. "Es todavía muy residual, pero poco a poco la pequeña y gran empresa está empezando a instalar autoconsumos al suponer un ahorro importante en la factura eléctrica y poder amortizar la inversión en seis o siete años".

Las ayudas al autoconsumo de casi 23 millones que podrán solicitarse a partir del lunes, cuya convocatoria se publicó en el BOA del pasado 19 de noviembre, van a ser un acicate, reconoce Edo. "En Aragón, durante 2019 y 2020 se han instalado muchísimas plantas fotovoltaicas y se van a instalar más en 2022. La región tiene una radiación solar muy buena y a pesar de cierta oposición de algunos pueblos a las renovables, la desaparición del carbón ha generado que en el nudo de Andorra se vayan a poder conectar más de un millar de megavatios", señala.

"La fotovoltaica es complementaria a la eólica. En realidad el mix de las renovables va a ir ampliándose. El almacenamiento y la hibridación energética van a ser las claves de las próximas subastas", asegura Francisco Javier Valenzuela, gerente del Clúster de Energía de Aragón (Clenar). "Aragón tiene instalados unos 8.000 megavatios de renovables y muchos más en desarrollo, pero lo cierto es que esa potencia de 28.000 megavatios para 2025 que marca el Plan nacional integrado de Energía y Clima (Pniec), todo eso se podría desarrollar solo en nuestra comunidad", apunta. 

"Todas las renovables se complementan. Se debe apostar por esa combinación y no centrar el crecimiento solo en grandes parques eólicos y solares"

De hecho, la generación de renovables supone el 68% de toda la producción anual de energía de Aragón. Podría ser más, pero el problema es de almacenamiento, recuerda este experto, que recuerda que el día 16 de diciembre presentará un informe realizado en colaboración con la facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza para medir el impacto económico, social y ambiental de las renovables en Aragón. 

"Hay defensores a ultranza y quienes demonizan la implantación de parques eólicos y solares fotovoltaicos. Como clúster no nos toca tomar partido sino analizar con rigor los datos y haciendo eso se observa que la ocupación de las renovables en el territorio es solo del 0,6%", dice Valenzuela. Eso hay que ponerlo encima de la mesa, junto con "el elevado precio de la luz que nos afecta a todos y con el hecho de que cuantas menos emisiones de dióxido de carbono genere Aragón, menos gasto supondrá".

"Hay muchos proyectos de parques solares presentados al Gobierno de Aragón y ha de darles salida. El ritmo no va a parar en los próximos dos o tres años", advierte Jorge Edo. "La evolución a futuro dependerá de las líneas de evacuación que tengamos para poder seguir instalando ya que territorio y clima tenemos", afirma. "A nivel de autoconsumo propio", añade, "no va a parar de crecer tampoco" de la mano de colectividades energéticas como ‘Som Energía’. El delegado de Anpier en Aragón señala que el IDAE (Instituto para la diversificación y el ahorro energético) va a crear una oficina gestora para ayudar y formar a la gente para que se puedan constituir comunidades energéticas. "Lo que ocurrió hace unos años es que la tecnología no estaba desarrollada y hasta que se pudieron rebajar precios pasó bastante tiempo. Fue una cuestión de aprendizaje mundial", apunta.

La creación de polígonos verdes, cercanos a una subestación eléctrica, que permitan ahorrarse el coste de transportar la energía y que se consuma allí donde se produce, es otra de las posibilidades de futuro, indica Valenzuela.

Grandes industrias como Stellantis están adoptando ya soluciones verdes para sus consumos. Hace seis meses Stellantis estrenó en su planta de Zaragoza 19.200 paneles solares instalados tras una inversión de 4 millones por parte de Prosolia Energy, que ampliará en ocho más. Ramiro Martínez, gerente de Energía y Aguas de Stellantis, explica que desde que se inauguró la planta fotovoltaica, la factoría consume ya el 12% de la energía total de esta instalación ‘verde’, pero que al no tener almacenamiento, solamente se llega a aprovechar toda su capacidad "en las circunstancias de sol y temperatura idóneas". Reconoce que "los proyectos de ampliación están ya en marcha incluso mucho antes de finalizar la puesta en servicio del actual".

"El auge del autoconsumo a nivel local y municipal es imparable. Se nos ha triplicado el número de solicitudes y tenemos 44 megavatios ofertados a empresas", reconoce Pablo Pérez-Bedmar, director de Marketing de Powen, especializada en energía solar fotovoltaica. "A España nos ha llegado con retraso, pero este es un mercado muy desarrollado ya en Alemania o el Reino Unido, pese a tener menos horas de sol. Uno de los retos del sector es hacerse con suficiente mano de obra cualificada, uno de los recursos más escasos", afirma.

Hay que invertir más en investigar, recuerda el delegado de Anpier en Aragón. "Donde debe haber avance es en el almacenamiento. Y ahí se deberían aprovechar las ayudas de Europa para que sea más asequible almacenar", dice. Asimismo, "se debería pensar en utilizar los embalses como centrales reversibles de hidráulica para que cuando haya exceso de energía, se pueda subir el agua arriba con fotovoltaica que no se emplee y luego turbinar hacia abajo cuando nos falte energía" y pone de ejemplo la central de Aneto en el Pirineo.

"Faltan profesionales. Uno de los retos del sector es hacerse con suficiente mano de obra cualificada para atender la creciente demanda"

Edo habla también del hidrógeno como vector para almacenar energía sobre todo procedente de la fotovoltaica. "Entiendo que se tiene que desarrollar un mix muy variado de renovables. No dejarlo solo en la fotovoltaica o la eólica sino abrir este mix al hidrógeno y otras tecnologías", apunta.

"Todas las renovables son complementarias. Se debería apostar por esa combinación de sistemas, es decir, no centrar el crecimiento solo en grandes parques eólicos y fotovoltacios sino impulsar también las instalaciones de autoconsumo. "Habría que buscar ese modelo en que todos estemos a gusto y favorecer la atracción de industria a nuestro territorio por el menor coste de la energía, es decir, ser capaces de desarrollar esos polígonos verdes", indica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión