Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Economía y negocios

México y Brasil, dos destinos con potencial para las empresas aragonesas

Con más de 330 millones de habitantes entre los dos, estos países latinoamericanos representan un atractivo mercado para las empresas aragonesas, tal y como se recalcó en un foro de CEOE y el Banco Santander.

Brasil y México ocupan los puestos 23 y 33, respectivamente, en el volumen de negocio exterior de las empresas aragonesas
Brasil y México ocupan los puestos 23 y 33, respectivamente, en el volumen de negocio exterior de las empresas aragonesas
HA

No son México y Brasil, dos gigantescos mercados que suman de largo más de 300 millones de potenciales consumidores -y que cuentan en ambos casos con previsiones de crecimiento económico superior al 5% este año-, países destacados en el intercambio comercial con Aragón. No lo son a pesar de los históricos lazos que unen a España con Latinoamérica, lo que deja entrever que hay mucho camino por recorrer. Un largo trecho que ya han emprendido empresas de sectores diversos de esta tierra, no sin dificultades pero con indudable éxito, generando cifras de negocio destacadas que ayudan a crear empleo y riqueza allende los mares, pero también en sus sedes centrales.

Consciente de esta realidad, CEOE Aragón organizó el pasado martes en Zaragoza una jornada específica con el Banco Santander, cuya presencia en México y Brasil es más que destacada, para acercar a las empresas las oportunidades de negocio en las más importantes economías latinoamericanas. Un foro en el que contaron sus experiencias en esos mercados la editorial Edelvives y el grupo Sesé, en el caso del país ubicado en América del Norte, y el fabricante de rodamientos para automoción y para energía eólica Fersa Bearings, en el de la nación sudamericana. Un evento en el que se puso de manifesto la existencia de un amplio abanico de oportunidades que de momento no se están aprovechando.

"Los consumidores son cada vez más sofisticados y demandan más los productos europeos", aseguró Javier Gallardo, director territorial del Banco Santander en Aragón, Navarra y La Rioja. "Las oportunidades existen y acceder a ellas no solo es una cuestión de tamaño, sino de encontrar buenos compañeros de viaje", añadió.

Brasil y México son dos claros ejemplos de economías emergentes en las que hay mucho por hacer. Pese a la inquietud que pueden generar sus respectivos Gobiernos -muy escorado a la derecha el primero y a la izquierda populista el segundo-, ambas estiman incrementos del PIB este año del 5%, un impulso que se produce después de un 2020 marcado por la pandemia.

"Los consumidores son cada vez más sofisticados y demandan más los productos europeos"

Brasil tiene en marcha un plan de inversiones de 40 millones de euros hasta 2022 que está abriendo posibilidades a la inversión extranjera. México ofrece también oportunidades en ese campo y en otros, en parte gracias a su vecindad con Estados Unidos, su primer socio comercial. Lo reseñó en el evento José María Marín, miembro del Comité Ejecutivo de CEOE Aragón, quien incidió en que los más de 210 millones de ciudadanos que viven en el país sudamericano y los más de 129 millones del ubicado al sur de Río Grande dan cuenta claramente de lo que representan en cada caso.

Brasil y México ocupan los puestos 23 y 33, respectivamente, en el volumen de negocio exterior de las empresas aragonesas, con ventas que suman 133 y 34 millones de euros en 2019, antes de la sacudida del comercio internacional provocada por la pandemia de la covid-19. La mayor relación comercial de Aragón con el país del Norte se concentra en los sectores de confección textil, maquinaria industrial e industria química. En el caso del país del Sur, son importantes estos dos últimos sectores y los de equipos de oficinas y telecomunicaciones, así como las materias primas de origen vegetal y animal en cuanto a las importaciones.

"México está de moda, es un país con enormes recursos materiales, un país muy joven que asombra por el grado de digitalización de su población", sostuvo Javier Cendoya, director general de Edelvives, quien no obstante habló también de las debilidades de un lugar que conoce bien (su madre es mexicana), por su cultura y "sus tiempos, distintos a los nuestros", y del que le preocupa su situación actual. "El momento político que se vive ahí es convulso y tormentoso, con un Gobierno muy proteccionista y una gestión tan personal", dijo en referencia al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), del partido izquierdista Morena. "Este Gobierno ha demonizado a la empresa y a todo lo que tiene que ver con España", recordó, mientras en la mente de todos está la petición de perdón realizada al Rey Felipe por la conquista del país liderada por

Rodrigo Andrade, consejero comercial de la embajada de Brasil en España, llamó la atención en la jornada organizada por CEOE Aragón y el Banco Santander en Zaragoza sobre la idoneidad de invertir en el país sudamericano, que forma parte de Mercosur, escenario de integración comercial de los países de la zona. Brasil, recordó, es un país muy diverso por su tamaño y su heterogeneidad que tiene frontera con nueve naciones y que ocupa el puesto número 6 entre los más poblados del mundo. Cuenta con 211 millones de habitantes, de los que 110 millones pueden ser considerados de clase media. España es ahí el mayor inversor extranjero, solo superado por Estados Unidos y por delante de Francia, Bélgica y China, que cuentan con empresas instaladas ahí desde hace más tiempo.

"El mercado es complejo y para ir ahí hay que hacer los deberes, si bien la gente está dispuesta a probar cosas nuevas"

"Brasil no es un país fácil, está en camino de serlo, pero precisamente por eso ahí hay muchas oportunidades", señaló en el foro Pedro Pablo Andreu, director general de Fersa Bearings, compañía aragonesa fabricante de rodamientos que cuenta con una filial en ese país. "El mercado es complejo y para ir ahí hay que hacer los deberes, si bien la gente está dispuesta a probar cosas nuevas", añadió. "Si se quiere ir a ese mercado hay que tener en cuenta, precisó, la competencia local, la legislación y la evolución de la moneda", precisó.

Ahondando en su disertación sobre su trayectoria en México, Javier Cendoya reconoció que "los estereotipos sobre el país son reales: hay corrupción, inseguridad y mucha comida con picante". Pese a ello, destacó la importancia de saber adaptarse a un ambiente "hostil" implantando una filosofía propia y una forma de trabajar que a la larga acaba reportando éxitos. Eso es lo que le ha ocurrido a la editorial Edelvives, que ha aprendido con el tiempo que México "es diferente" y que al final "la clave está en las personas con las que trabajas", punto en el que coincidió Alfonso Sesé, presidente del grupo Sesé, al dar cuenta de su experiencia en ese país.

"Brasil y México son dos mercados estratégicos en el proceso de apertura de la economía española", indicó por su parte Marta Blanco, presidenta de CEOE Internacional. "En términos de inversión son dos destinos importantes para nosotros desde hace muchos años, lo que quiere decir que hay muchas empresas españolas que llevan tiempo con presencia en los dos mercados, lo que está generando un mayor volumen de comercio tanto de mercancías como de servicios", señaló. "Nosotros lo que vemos es que hay oportunidades que no se han aprovechado tanto en un mercado como en otro", lamentó.

Edelvives, una compra fructífera después de años de fracasos
Almacén de Edelvives en Épila
1

Después de cerrar la compra de la editorial Progreso en 2013, en su primer día como responsables de la compañía -el día de la independencia mexicana (16 de septiembre)-, tres directivos de Edelvives tuvieron que escuchar a 250 trabajadores de la empresa local cantar el himno mexicano y gritar "¡Viva México, cabrones!". Fue ese el difícil inicio de una andadura que con los años se ha convertido en un éxito notable para la editorial aragonesa, que ha sabido adaptarse a la realidad de un país "donde los tiempos son distintos" sin llevar ahí una filosofía de trabajo que se ha cimentado con cinco expatriados.
Todo esto expuso Javier Cendoya, director general de Edelvives, al dar cuenta de la experiencia de la firma en el país de su madre, coronado ahora con buenos resultados pero que llegó después de años de fracasos, según reconoció. "Al final la clave está en las personas", sostiene el directivo, que no olvida que en México su negocio es complementario y que se nutre de las sinergias generadas desde su sede en España.

Sesé, ofrecer servicios sobre la base de un plan estratégico
[[[HA REDACCION]]]file.jpg
2

Relató en el el foro de CEOE Aragón Alfonso Sesé, presidente del grupo Sesé -que hoy emplea a 9.000 personas con 30 empresas y actividad en 15 países-, que a México llegó por el cumplimiento de un plan estratégico que fijaba su crecimiento en la internacionalización. En ese país está desde 2010 ofreciendo servicios de logística vinculada a piezas industriales "pensando siempre en el perfil de las personas que tienes en frente", señaló el directivo al dar cuenta de lo más importante de su operativa. "No vendemos productos, sino servicios, por eso las personas son tan importantes", consideró.
Reconoció Alfonso Sesé que los inicios en México fueron difíciles, pero que al final su compañía ha dado con la gente adecuada que trabaja "con nuestros tiempos y nuestro modelo de gestión". El futuro ahí lo ve con optimismo, entre otras cosas porque el país latinoamericano es un importante fabricante de automoción para empresas estadounidenses que se encargan de garantizar que haya plantas competitivas.

Fersa, una implantación firme con una empresa propia
Sede de Fersa en Zaragoza
3

El fabricante de rodamientos aragonés Fersa Bearings llegó a Brasil por su atractivo como mercado en crecimiento con ventas directas de un millón de euros en 2005 gestionadas con un distribuidor local. En 2009, con un agente brasileño, se elevó la cantidad a 2 millones. La positiva evolución llevó a la compañía a plantearse la compra de una empresa local, pero tras el fracaso de unas negociaciones para materializarla decidió crear su propia filial, con un centro logístico y unos 8 trabajadores. Eso le permitió triplicar su facturación de 3 a 9 millones de euros entre 2015 y 2021, con un negocio en el que una de sus grandes ventajas competitivas es la atención al cliente, ya que en el sector el 50% del mercado lo dominan grandes multinacionales que actúan de modo más impersonal.
Todo esto reveló Pedro Pablo Andreu, director general de Fersa, en el encuentro celebrado en CEOE, en el que anunció que la previsión de ventas que la compañía tiene en Brasil para 2025 es de 20 millones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión