Economía
Suscríbete

consumo

Un total de 300.300 aragoneses siguen en el mercado eléctrico regulado (y algunos no lo saben)

La factura de la luz continúa siendo un documento difícil de entender para la mayoría de los consumidores, que en muchos casos desconocen si pagan una tarifa libre o la PVPC del Gobierno.

Muchos trabajadores eligen volver a la oficina para ahorrar
Factura de la luz.

La subida de la luz ha hecho que muchos consumidores rebusquen en los cajones para repasar las últimas facturas (si las tienen en papel). El Gobierno calcula que la escalada puede terminar incrementando este año un 25% el coste energía de los hogares, con los precios en máximos de hace 10 años tras superar los 140 euros/megavatio hora (MWh).

El recibo sigue siendo un documento complicado de entender, pese a que cada vez se añade más información o quizá por ello. Esta mayor cantidad de detalles no ayuda a que resulte más sencilla, como reconocen los expertos y las asociaciones de consumidores. El análisis paso a paso resulta más complejo sin ayuda. 

En algunos casos, los consumidores ni siquiera saben si están pagando una tarifa en el mercado regulado o en el libre, una diferenciación que apareció hace 20 años con la liberalización del mercado eléctrico. Esta supuso dar pasos desde los monopolios territoriales de las eléctricas hasta permitir que los usuarios pudieran elegir su compañía. Quienes no hicieron nada para cambiar de eléctrica siguen teniendo su contrato con la de toda la vida, que en Aragón es Endesa, una de las cuatro compañías "de referencia" que designó el Gobierno en España para llevar a cabo este proceso. 

Dos mercados

Las asociaciones de consumidores reconocen que sigue habiendo confusión entre ambos mercados. "Cuando llegamos a las charlas la primera pregunta que hago es si están en el mercado regulado o en el libre. Y la segunda, con qué compañía tienen contratada la electricidad", apunta José Ángel Oliván, presidente de Ucaragón. La respuesta a ambas cuestiones muchas veces es negativa. "No saben con qué empresa tienen contratado", asegura. Hay quien no es consciente de que las tradicionales cuentan con una compañía diferente en cada mercado, para cumplir con la normativa.

"Son demasiados cambios en poco tiempo y los consumidores queremos las cosas fáciles"

"Creo que son demasiados cambios en poco tiempo y los consumidores queremos las cosas fáciles", explica Lucía Germani, presidenta de Actora Consumo, a la hora de justificar que todavía no haya calado esta diferenciación. A la asociación zaragozana también siguen llegando consumidores que no saben diferenciar ambos mercados. Lamenta que continúe sin aclararse la factura de la luz. "Si alguien creía que esto iba a hacer que la factura fuera mas clara ha conseguido lo contrario", señala, en cuanto a las últimas modificaciones.

Un tercio en el mercado regulado

En Aragón hay unos 900.000 consumidores domésticos. En el mercado regulado se encuentran unos 300.300 hogares, un tercio del total de clientes de las eléctricas en la comunidad, según los datos de Endesa. Ellos reciben las facturas de Energía XXI, la comercializadora de Endesa en dicho mercado. En el recibo aparece, entre los "datos del contrato", el "tipo", y en él la denominación "PVPC-Mercado regulado", en referencia a que se aplica el llamado Precio voluntario para el pequeño consumidor que fija el Gobierno. Estos se ven más expuestos a la actual escalada de precios de la luz. Este precio "se fija hora a hora en función de lo que dicta el mercado mayorista de electricidad", apuntan desde OCU. 

El trasvase de un mercado a otro se ha ido produciendo en estas dos décadas. Actualmente, 600.000 hogares aragoneses con factura de la luz ya han dado el salto al mercado libre, donde pueden elegir entre decenas de comercializadoras, incluida la de Endesa, que ofrecen distintas tarifas. Una posibilidad que permite pagar una cantidad fija cada mes para evitar los vaivenes del mercado, pero que no garantiza siempre que se vaya a encontrar una rebaja segura. Según un estudio reciente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a largo plazo el precio en el mercado regulado sigue siendo más bajo, aunque con las tarifas que se ofrecen en el mercado libre se puedan conseguir descuentos a corto plazo. Estas últimas se suelen incluir en contratos que se renuevan cada año, por lo que tarde o temprano terminan trasladando las subidas del precio de la electricidad y tienen más letra pequeña, advierten las asociaciones de consumidores.

"Los sustos no los tiene ahora con una tarifa plana pero sí cuando regularicen"

"Los sustos no los tiene ahora con una tarifa plana pero sí cuando regularicen", advierte Oliván. Añade que las subidas del precio de la luz afectan solo a alrededor del 40% del recibo, ya que el resto son costes fijos, entre peajes, impuestos y primas, entre otros. "El suministro eléctrico tiene que ser un servicio público igual que el agua, que se gestiona privadamente, pero es responsabilidad del Ayuntamiento", viene defendiendo el presidente de Ucaragón. Cree que es un "error" que después de tantos años siga conviviendo un mercado regulado y uno libre. Plantea "un único servicio y una única factura".

Ante la situación actual de precios al alza, en Actora Consumo, Germani espera que la bajada del IVA del 21% al 10% aprobada por el Gobierno hasta final de año para hacer frente a la subida de la electricidad "se aplique definitivamente y que se acuerden de los consumidores electrodependientes y vulnerables". Solo quienes tienen la tarifa regulada pueden solicitar el bono social, que se pierde si se pasa al mercado libre aunque hay posibilidad de dar marcha atrás.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión