Economía
Suscríbete

economia

Despidos en el SEPE: "Vamos a estar muy poco personal en las oficinas y se van a retrasar las prestaciones"

Desde este jueves el SEPE recorta 1.135 empleos en España, medio centenar en Aragón, de los contratados como refuerzo por la covid-19 e interinos pendientes de renovación. Los sindicatos alertan de que puede haber cierres.

Oficina del Inaem y el SEPE en la calle Santander de Zaragoza.
Oficina del Inaem y el SEPE en la calle Santander de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Decisión "errónea y nefasta" han sido algunos de los adjetivos que los funcionarios del servicio público de empleo (SEPE) han utilizado para calificar que el Gobierno, finalmente, no haya renovado a los interinos contratados como refuerzo por la covid-19. El Ministerio de Trabajo viene defendiendo que continúen, pero no ha conseguido el visto bueno de quienes tienen que autorizar la medida y pagarla, el de Función Pública y el de Hacienda. 

En un primer grupo han sido despedidas en toda España 1.500 personas, de las que 500 ya no están desde este jueves en su puesto de trabajo, 12 en las oficinas Aragón. Otro grupo igual está previsto que salga en todo el país en septiembre y el último, en diciembre.  Los sindicatos alertan de que continúa la sobrecarga de trabajo, por lo que la falta de personal puede provocar más retrasos para los usuarios e incluso el cierre de algunas oficinas, en provincias que se queden sin suficiente plantilla.

De este grupo, el mes de julio comienza con cinco empleados menos en las oficinas del SEPE de Zaragoza; cuatro, en las de Huesca y tres en Teruel, según los cálculos de UGT-Aragón. El sindicato viene denunciando, junto a CSIF y CC. OO., que la medida va a agravar los atascos que sufren las oficinas de empleo desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. También hizo estragos el ataque informático que sufrió a principios de año.

Grupo de 39 interinos a la espera de renovación

El recorte total llega a los 1.135 efectivos en España y alrededor de medio centenar en Aragón, sumado otro grupo de interinos que cesa cada tres años y a los que se les suele renovar, pero tardan más de un mes en volver a incorporarse. Unas bajas que añaden más trabajo al propio organismo. "La consecuencia es que en todo el mes de julio no podremos contar con el concurso de los últimos referidos, con la consiguiente carga demencial de trabajo que supone dar de baja a los primeros (nóminas, personal) además de cesar a la totalidad de los segundos, y volverles a nombrar", denuncian desde CSIF. El sindicato viene denunciando la elevada temporalidad en el SEPE.

 "Somos 163 en Zaragoza. De esos, este miércoles se les ha acabado el contrato a 39 interinos, de los que algunos llevan desde 2008", cuenta Pedro Serén, desde UGT. Este grupo normalmente vuelve a las oficinas, pero teme que no esté arreglado su regreso hasta pasado el verano. "No sabemos cuándo van a entrar. Seguramente vamos a estar julio y agosto sin ellos", augura.

En total, 51 empleados menos en julio. Una nueva merma de personal, aunque en parte sea temporal, que se produce cuando comienzan a cogerse vacaciones los funcionarios, por lo que los sindicatos han advertido que algunas oficinas no tendrán suficiente personal. "En Aragón no están cerrando ninguna, pero hemos dicho que si hay que cerrar oficinas, que las cierren, porque la gente se tiene que coger vacaciones", dice Serén.

Lo que es seguro es que "se va a retrasar todavía más el trabajo", augura el sindicalista y  funcionario en una de ellas. Ahora, las citas para acudir a una oficina de Zaragoza, con el acceso restringido por la pandemia, se vienen dando con una tardanza de dos meses. "Vamos a estar muy poco personal en las oficinas. Se van a retrasar las citas y la tramitación de prestaciones y subsidios", advierte.

Más expedientes

Pese a la supresión del refuerzo, Serés asegura que "no baja la carga de trabajo". Reconoce que "vamos un poco mejor, pero aunque nos hayamos recuperado un poco, a partir de esta situación volvemos a estar igual de mal o peor", afirma, en referencia a los despidos. "Que los vuelvan a readmitir", pide, al igual que el resto de sindicatos.

Desde CSIF cifran que el trabajo ha aumentado un 300% respecto a 2019. Recuerdan que ahora no solo están gestionando "tremendas cargas de trabajo" derivadas de la pandemia, como los ERTE y los subsidios, sino que "también seguimos gestionando las prestaciones ordinarias de nuestra extensísima carta de servicios". Estos días aumenta el trabajo por el colectivo de fijos discontinuos en sectores como la Educación que son despedidos en verano y el personal que termina las campañas agrícolas.

La decisión de los recortes ha sido tomada por la dirección general de Función Pública junto a la dirección general de Costes de Personal de Hacienda, han apuntado los sindicatos, que critican que el Ministerio de Trabajo no haya sido capaz de garantizar el mantenimiento del personal. Desde CSIF piden una oferta de empleo público para el SEPE con al menos "los 3.400 puestos perdidos en los últimos diez años". 

Además, plantean la implantación de la jornada de tarde, "de manera voluntaria y universal", para gestionar en un mayor horario diario la gestión de las "altísimas" cargas de trabajo. Y demandan que se cumplan los planes de modernización tecnológica, "habida cuenta de la obsolescencia de nuestros sistemas y aplicaciones informáticas" que superan los 30 años y que dificultan la gestión.

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión