Despliega el menú
Economía
Suscríbete

nuevas tarifas luz

Cómo ahorrar en la factura de la luz con las nuevas tarifas a partir de junio

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de consejos para optimizar recursos y programar usos de aparatos de alto consumo.

Electricidad. Luz. Dinero. Consumo. Factura
Es recomendable aprovechar las horas más baratas de consumo energético.
Pixabay

Este martes 1 de junio entran en vigor nuevas tarifas del recibo de la luz para buena parte del consumo residencial y de pequeña y mediana empresa en España. Son los usuarios que optan por el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC); desde ahora podrán aprovechar las nuevas disposiciones para, en la medida de lo posible y sin perturbar el descanso de sus vecinos, desplazar el uso de sus electrodomésticos a horarios bonificados. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de pautas para optimizar la potencia contratada y trasladar correctamente esos usos para reducir de modo significativo el consumo de energía.

La OCU reconoce que no se pueden mover todas las acciones de consumo a los horarios valle, que son de 0.00 a 8.00 y el día entero los fines de semana. El horario llano (de 14.00 a 16.00 y de 20.00 a 0.00) es la opción media, mientras que las horas punta, las más caras, son de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00. Actualmente y por término medio, un hogar realiza el 29% del consumo en hora punta, el 26% en horario llano y el 45% (ya se trata de un porcentaje considerable) en hora valle. El objetivo es no usar en horas punta los aparatos de mayor consumo, con resistencias, como la lavadora o el lavavajillas, que por ser ruidosos tampoco deben ponerse de noche con el mero objetivo de ahorrar si se vive en un edificio con vecinos arriba, abajo o a los lados. El horario llano en días laborables sería el correcto en este caso, con un ahorro anual medio cifrado en torno a los 130 euros (sobre los 11 mensuales) solo por este aspecto. El ahorro crece si se concentran usos en el fin de semana.

La potencia contratada

Una posibilidad de ahorro que ofrecen las nuevas tarifas es la de tener dos potencias contratadas, una para el punta (que incluye el llano) y otra para el valle, lo que permitirá al consumidor nivelar su consumo en función de la electricidad demandada en cada periodo.

Cada kilowatio (kw) contratado para las horas punta y valle cuesta 30,67 euros al año más impuestos, mientras que el coste de uno contratado para las horas valle es de 1,42 euros por año.

Una vivienda que mantenga contratados 4,4 kW para todo el día pagará 180 euros al año, solo por la parte fija de su recibo, pero si se reduce la potencia de día a 3,3 kW y se mantiene 4,4 kW solo en horario valle (noches, fines de semana y festivos) pagará 137 euros al año por el término fijo.

Esto será una cuestión a tener en cuenta por los consumidores, que en la primera factura de junio deberán recibir información sobre los picos de potencia. Con estos datos ya podrán valorar la conveniencia o no de reducir la potencia o no.

A partir de este martes habrá tres tramos horarios y de ello dependerá el precio de nuestra factura

Consumo en horas más baratas

La diferencia de precio entre los tramos horarios aumenta tanto en potencia contratada como en coste de energía, lo que empujará al consumidor a cambiar sus hábitos de consumo hacia un modelo más eficiente aprovechando los tramos más baratos.

El consumidor puede ahorrarse un pellizco en el montante anual de la factura de la luz si desplaza el consumo de los principales electrodomésticos desde las horas punta hasta las horas valle.

Según ha calculado la OCU, si evita el horario punta al usar la lavadora, el lavavajillas y la secadora puede ahorrar en torno a unos 30 euros al año por cada uno de estos aparatos, sin necesidad de usarlos de noche. Solo aprovechando el horario valle los días laborables.

Si programan por la noche estos electrodomésticos (o los fines de semana en horario valle), el ahorro puede alcanzar los 130 euros entre los tres electrodomésticos.

Si cuenta con un termo eléctrico, el ahorro podría ser de unos 234 euros si se puede hacer el 100 % del consumo en horario valle, algo sencillo si se utilizan relojes programadores.

Una buena tarifa eléctrica

Los clientes domésticos se dividen entre los que tienen el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o tarifa regulada (10,7 millones de los que actualmente 9,5 millones no tienen discriminación horaria) y 16 millones en el mercado libre, con contratos muy diferentes.

Para los hogares que tienen contratado el precio regulado PVPC, estos horarios y precios se van a trasladar de forma automática en su próxima factura.

En cambio, para los hogares que están en el mercado libre hay centenares de tarifas eléctricas distintas y en cada una de ellas las empresas comercializadoras tiene libertad para adaptarse de forma diferente.

Por eso, los consumidores deben estar atentos a las comunicaciones que lleguen de su comercializadora eléctrica para saber cómo van a trasladar a su tarifa las modificaciones que entran en vigor.

Tendrán que comparar su tarifa con las del resto del mercado incluida la tarifa regulada PVPC porque la diferencia entre las tarifas más baratas, entre las que se encuentra el PVPC, y las más caras puede alcanzar más de 200 euros de diferencia anual.

Últimas noticias sobre ahorro energético.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión