Economía
Suscríbete

empresas

Excelencia logística con eficacia probada

BSH ha demostrado que la logística puede ser una herramienta comercial. Por ello ganó el premio aragonés Pilot, como la pyme Comextic.

Entrega de un electrodoméstico de BSH a la casa de un cliente.
Entrega de un electrodoméstico de BSH a la casa de un cliente.
BSH

La logística ha sido considerada tradicionalmente en las empresas como una actividad de carácter muy interno. Que esa actividad se ponga al servicio de la estrategia comercial, evitando pasos intermedios habituales, es menos común. Eso es lo que ha hecho BSH Electrodomésticos España en el proyecto que ha sido merecedor de uno de los últimos premios Pilot a la Excelencia Logística en Aragón, el de la categoría de grandes empresas. Una iniciativa que ha llevado adelante con la firma Worten -del grupo Sonae-, distribuidora de sus aparatos, que ha permitido a cada socio centrarse más en lo que sabe hacer -una en vender y la otra en manipular e instalar el electrodoméstico- y que ha sido muy bien recibida por los clientes finales.

«Nuestro negocio es fabricar y entregar aparatos a la distribución, que es la que los vende», resume Eduardo Compains, director de Logística de BSH, al hablar del denominado proyecto Pandora, impulsado con la firma portuguesa Worten desde hace cinco años, los dos primeros con los desarrollos informáticos que permitían la integración de sistemas de las dos compañías y los últimos tres con la implementación. «Es novedoso que una cadena nacional entre en un programa como este», apunta por su parte Jorge Bondía, director comercial en BSH, responsable de los clientes verticales, quien reconoce lo «atípico» de una relación entre fabricante y distribuidor como esta. «La frase repetida del ‘win-win’, que significa que los dos ganan, tiene sentido aquí», apunta.

BSH califica este servicio como Dido (directo al domicilio), ya que permite que los aparatos lleguen desde el fabricante directamente al consumidor. «DIDO evita pasos intermedios, mejorando la eficiencia y reduciendo el impacto en el medio ambiente», recoge la documentación presentada al Pilot. «En colaboración con el distribuidor», añade, «maximiza sus posibilidades de oferta al mínimo coste (el distribuidor puede ofrecer el catálogo entero de BSH sin necesidad de tenerlo en su almacén)». Clave en el éxito del proyecto, precisa, es el desarrollo de BSH para asegurar la disponibilidad y fiabilidad de la información de ‘stock’ visible para el cliente final. La participación de técnicos de la firma fabricante en la entrega, que conocen bien el producto y saben instalarlo, es asimismo decisiva.

Comextic fue la otra empresa ganadora del Pilot, en su caso en la categoría de pymes. Integrada en el grupo Devoteam, esta consultora tecnológica focalizada en proyectos de ‘big data’ y ‘business intelligence’ fue galardonada por un proyecto de integración de datos en tiempo real para la gestión proactiva en los procesos logísticos de transporte, almacenamiento, gestión de inventarios y servicio al cliente de Global Spedition, compañía dedicada al transporte en cisterna de productos sólidos y líquidos a granel.

Los dos proyectos ganadores del Pilot de este año tienen que ver con el transporte de mercancías, que aunque incluyen acciones diferentes en enfoques -uno desde el de un fabricantes de electrodomésticos y otro desde una consultora tecnológica-, ambos demuestran las repercusiones positivas en la eficiencia de procesos y, a la larga, en resultados.

El proyecto de BSH y Worten se define a sí mismo desde su nombre, Pandora, acrónimo que dibuja los parámetros de su actuación, según explica Jorge Bondía. La P, del proceso que ha de ser revisado. La A, de analítica sobre qué es lo que se vende y en qué tienda. La N, de novedades, las de los productos que están en el mercado. La D, de distribución, ese nuevo modelo de funcionamiento que permitirá que los electrodomésticos lleguen al cliente. La O, de objetivos, los que se fijan las dos empresas que participan. La R, de rotación del producto, y la A de animación del punto de venta. El origen del proyecto tuvo que ver con la decisión de BSH de gestionar los ‘stocks’ y las operaciones logísticas del cliente con sus productos, mientras Worten se focalizaba en cualificar sus operaciones de venta lo máximo posible.

En la documentación entregada para el premio, el fabricante de electrodomésticos destaca los servicios ofertados como determinantes para cubrir las expectativas del cliente. Uno de ellos es el servicio de montaje de encastre (hornos, placas de cocción), un aspecto que, sostiene, «tiene un gran impacto en la satisfacción del usuario y eficiencia de la entrega, ya que la flota de reparto tiene la formación necesaria, para, además de entregar el aparato, instalarlo y dejarlo en funcionamiento en una sola visita». Antes de habilitar este servicio, recuerda, eran necesarias dos visitas, una para entregar el aparato y una segunda visita en días posteriores por parte del servicio postventa para instalarlo y ponerlo en funcionamiento. Al final, como apuntan Jorge Bondía y Eduardo Compains, lo más novedoso en el proyecto está en la ‘última milla’, la entrega del producto al cliente final.

En cuanto al proyecto premiado en pymes, según explica José Ignacio Goñi, director general de Devoteam Comextic, la integración de datos como la desarrollada para Global Spedition -que incluye una ‘app’ y una plataforma ‘cloud’- «se va a convertir en un modelo a seguir y será una referencia en el sector de la logística, dado que hemos unido los objetivos, el plan estratégico, el conocimiento y el liderazgo de nuestro cliente en su mercado, con todas nuestras capacidades y competencias en la integración y visualización de datos en tiempo real y la gestión de grandes volúmenes de información».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión