Despliega el menú
Economía

Seguridad Social sí elaboró un borrador para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones, aunque Escrivá lo ha negado

El ministerio elaboró un informe para remitir a Bruselas que incluía un recorte de las futuras pensiones de hasta el 6,3%.

José Luis Escrivá, en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Congreso.
José Luis Escrivá, en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Congreso.
Juan Carlos Hidalgo/EFE

El documento elaborado por el Gobierno que contiene la reforma de las pensiones sí llegó a incluir elevar el periodo de cómputo para el cálculo de las prestaciones de 25 a 35 años. Así se puede comprobar en la ficha número 30, en formato borrador, según recoge 'La Información', y que el Ministerio de Seguridad Social preparó para remitir a Bruselas. Ese informe llegó a la Moncloa con este planteamiento que, según los cálculos plasmados por el ministro José Luis Escrivá en el mismo texto, supondría un recorte en las futuras pensiones de hasta el 6,3 %. El responsable de este plan inicial ha afirmado hoy mismo que esto "ni ha existido, ni existirá".

En esta ficha, que, según 'La Información', estuvo en el plan del Gobierno hasta hace solo unos días, lleva membrete del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social y está avalada por el PSOE. En ella se recuerda que la extensión del periodo de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación ha sido uno de los cambios paramétricos que se ha ido incluyendo en las últimas grandes reformas del sistema desde 1985, cuando se amplió de 2 a 8 años; en 1997 pasó a 15 años y la reforma de 2011 lo incrementó, progresivamente, hasta los últimos 25 años de cotización en 2022. El plan que plasma Escrivá en este documento pasa por alcanzar los 35 años "de manera progresiva, contemplando la posibilidad de los años a integrar en la base reguladora cuando se supere ese umbral, junto con una revisión del procedimiento de integración de lagunas".

En un análisis más detallado, se explica también en el documento que la medida pretende "aumentar la contributividad del sistema, haciendo que la pensión de jubilación refleje en mayor medida la vida laboral del trabajador y la realidad de un mercado laboral en el que las interrupciones y las lagunas son cada vez menos excepcionales". Y en este punto Escrivá reconoce el aspecto más polémico: que el efecto de calcular la cuantía con 35 años, en lugar de 25, supondrá un recorte medio de las pensiones del 6,3%.

El propio Ministerio de Seguridad Social matiza después que el impacto "no es uniforme y depende de las características concretas de cada carrera de cotización", sí deja constancia de ese cálculo específico. De hecho, admite que la ampliación de 15 a 22 años en 2019 incidió en más de la mitad de las altas ya supuso una reducción media del 3,9%.

La reforma, que exigiría una modificación de la Ley General de la Seguridad Social, afectaría a los nuevos pensionistas, si bien la implementación sería progresiva a partir del año 2023, tal y como se plantea en este borrador. No obstante, también se indica que "pueden existir colectivos a los que les interesa acelerar la aplicación sin esperar a su despliegue completo", aunque sin especificar cuáles.

El documento que publica 'La Información' confirma que la 'reforma Escrivá' sí incluía elevar el cómputo de las futuras pensiones a 35 años, lo que supondría un recorte de las mismas y contradice el "ni ha existido, ni existirá" que el ministro afirmó esta mañana en una entrevista con Carlos Alsina en Onda Cero. El plan estuvo plasmado negro sobre blanco y tuvo su recorrido interno en el Gobierno, aunque finalmente, como se adelantó en estas páginas, ha quedado fuera del primer envío que Moncloa ha hecho a la Comisión Europea para pactar el Plan de Inversiones y Reformas anexo a los 140.000 euros de los fondos europeos que llegarán en los próximos años.

Etiquetas
Comentarios