Despliega el menú
Economía

industria

Opel PSA, pendiente del conflicto de Saint-Gobain en Tarragona

La fábrica de Figueruelas trabaja de momento «sin incidencias», pero no recibe componentes de vidrio desde el almacén del grupo francés en Bellvei.

Protesta de trabajadores de Saint-Gobain en Tarragona el pasado día 9, en Barcelona.
Protesta de trabajadores de Saint-Gobain en Tarragona el pasado día 9, en Barcelona.
Alejandro García/EFE

El conflicto laboral del grupo Saint-Gobain en Tarragona, marcado por el anuncio de cierre de una fábrica de vidrio en bruto en L’Arboç, se mantiene enquistado y puede afectar de modo casi inminente a varias fábricas de automóviles, entre ellas la de Opel España, del grupo PSA, en Figueruelas. El almacén que la mutinacional francesa tiene en la localidad tarraconense de Bellvei, de donde se distribuyen componentes para las marcas, sigue bloqueado, lo que impide sacar de ahí piezas de vidrio que deberían ser ensambladas con el sistema ‘just in time’ (justo a tiempo) en la cadena de montaje.

Fuentes de Saint-Gobain en Tarragona indicaron ayer a este diario que el problema de suministro creado podría afectar a la producción de las plantas ya hoy miércoles o mañana jueves, ya que el bloqueo del centro de distribución de Bellvei por parte de trabajadores de Saint-Gobain Glass (centro cuyo cierre se ha anunciado) y Saint-Gobain Sekurit lleva ya varios días en marcha. La compañía fabrica componentes de vidrio (parabrisas, laterales y lunetas) para las plantas de Seat en Martorell, Ford en Almussafes (Valencia) y Mercedes en Vitoria, además de la del grupo PSA en Zaragoza. Fuentes de la factoría aragonesa, donde se ensamblan el Opel Corsa, el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross, indicaron ayer que se sigue trabajando «sin incidencias», fabricando unas 1.850 unidades diarias, sin pronunciarse sobre el conflicto laboral de Saint-Gobain en Tarragona.

José Manuel Martín, de la Federación de Industria de CC. OO. en esa provincia, apuntó que la situación sigue siendo «tensa», ya que la reunión prevista ayer para negociar el expediente de regulación de empleo (ERE)de extinción de la planta de L’Arboç afectada, que cuenta con 122 trabajadores, «no se llevó a cabo porque la empresa no se presentó». Martín añadió que la instalación logística de Bellvei sigue bloqueada, de modo que se mantiene la presión de los trabajadores para conseguir que sus reivindicaciones y protestas tengan más resonancia.

Los sindicatos consideran injustificada la decisión del grupo Saint-Gobain de cerrar una de sus instalaciones de Tarragona porque consideran que aún tiene viabilidad. Están convencidos de que se trata de una deslocalización en toda regla que, afirman, se ve respaldada por la legislación laboral española, según apuntan desde CC. OO. La carga de trabajo que se hace en Alboç se repartirá, han informado, entre factorías de la multinacional francesa ubicadas en Alemania, Francia, Polonia y Egipto.

Etiquetas
Comentarios