Despliega el menú
Economía

industria

El bloqueo de un centro logístico en Tarragona amenaza con parar la producción en PSA Zaragoza

Trabajadores en huelga de una fábrica de Saint-Gobain, cuyo cierre se ha anunciado, agudizan sus protestas para presionar.

Protesta en Barcelona contra el cierre de la planta tarraconense de Saint-Gobain, el pasado 9 de septiembre.
Protesta en Barcelona contra el cierre de la planta tarraconense de Saint-Gobain, el pasado 9 de septiembre.
Alejandro García/EFE

El bloqueo del almacén logístico de una filial de Saint-Gobain en Bellvei (Tarragona), del que salen piezas de vidrio para automóviles de varias marcas, amenaza con paralizar en breve la producción de la planta de Opel España, del grupo PSA, en Zaragoza.

Trabajadores en huelga indefinida de Saint-Gobain Glass en la localidad tarraconense de l’Arboç, cuyo cierre fue anunciado a finales de agosto por la multinacional francesa, han agudizado su protesta contra esa decisión bloqueando las instalaciones del almacén en Bellvei, de donde se distribuyen piezas para fábricas como la de Ford en Valencia y la de Mercedes en Vitoria, además de la de PSA en Figueruelas.

Fuentes de Saint-Gobain en Tarragona confirmaron ayer a este diario que el bloqueo del centro de servicios de Bellvei, que no está afectado por el expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción anunciado para la factoría de l’Arboç, les impide entregar las piezas de vidrio –parabrisas, laterales y lunetas– con las que surten a fabricantes como Opel PSA. «Tenemos ‘stock’ de componentes para surtir a los clientes, a pesar de que hoy no se están produciendo a causa de la huelga, pero no podemos sacarlos», precisaron las fuentes de Saint-Gobain Glass y Sekurit, que afirmaron que se ha avisado a los fabricantes afectados de la situación.

Figueruelas no se pronuncia

Desde la planta de Opel PSA en Figueruelas, que está trabajando para intentar solucionar una contingencia cuya repercusión puede producirse «en breve», según el fabricante de vidrio, no se hicieron declaraciones. La producción de automóviles en las fábricas por el sistema ‘just in time’, con la llegada de las piezas justo a tiempo para ser ensambladas, que les permite reducir al máximo su ‘stock’, da lugar a problemas como éste.

José Manuel Martín, de la Federación de Industria de CC. OO. en Tarragona, explicó que los trabajadores de Saint-Gobain Glass afectados por el ERE –unos 122– y los de Sekurit, 375 más, están en huelga indefinida desde el 6 de septiembre por un cierre que consideran injustificado, ya que el horno de la empresa que bajará la persiana tiene aún dos años de vida útil para continuar. «Pedimos que se retire el expediente y que sigamos negociando», afirmó, tras precisar que se trata de una deslocalización «favorecida por las ventajas que les concede la reforma laboral española».

El dirigente de CC. OO. indicó que los trabajadores de Saint-Glass y Sekurit son conscientes de que el bloqueo de los almacenes de Bellvei, una acción de protesta iniciada el pasado miércoles, puede poner en aprietos a fabricantes como Opel, «que ya saben que trabajar con ese sistema que les permite eliminar ‘stocks’ tiene estos problemas».

Según fuentes sindicales, Saint-Gobain quiere cerrar la parte de la planta que tiene en Alboç que produce vidrio plano para el sector del automóvil y repartir la carga de trabajo que se hace en Cataluña entre factorías situadas en Alemania, Francia, Polonia y Egipto.

Martín lamentó una decisión a la que se ha sumado recientemente otro cierre en la zona, el de la planta de Robert Bosch en Castellet, lo que está haciendo que la comarca del Penedès sea la que más paro tiene en Cataluña.

Etiquetas
Comentarios