Despliega el menú
Economía

economía

Eduardo Serra: "Otro confinamiento generaría un daño apocalíptico"

El exministro y presidente de la Fundación Transforma España habla de los retos que ha traído la crisis por la pandemia de covid y para los que la organización recoge propuestas de directivos y ciudadanos en general a través de la plataforma La Mesa.

Eduardo Serra, exministro y abogado.
Eduardo Serra, exministro y abogado.
José Miguel Marco

La Fundación Transforma España que preside se constituyó en 2013, durante la crisis anterior. ¿Se sacó alguna enseñanza que pueda aplicarse a esta generada por la pandemia de covid?

El origen de ambas crisis es radicalmente distinto, pero todas las crisis tienen en común que inducen al pesimismo. Nostros pensamos qué podíamos hacer y creamos La Mesa para recoger propuestas.

Ahora más que de «transformar» el país se habla de «reconstruirlo», tras los efectos que está dejando la crisis sanitaria.

No sé qué palabra le viene mejor. Transforma tenía una idea no solo de reconstruir, que también, sino de cambiar cosas. Por ejemplo, nadie puede decir que el sistema educativo esté destruido, pero mucha gente dice que hay que modificarlo y transformarlo y tenemos una administración en muchos aspectos obsoleta. Toda crisis que lleva una destrucción del tejido productivo, de alguna manera, exige una reconstrucción, pero es más completo hablar de transformación en esta crisis y en la anterior.

¿Qué necesita el sistema educativo que ahora se enfrenta al reto de la enseñanza ‘online’?

Han pasado diez o doce años de la crisis anterior y el sistema educativo no ha mejorado sustancialmente. Ahora hay una oportunidad. La digitalización ha mejorado y la prueba ha estado en que en plena crisis se ha avanzado en digitalización en tres meses más que en ocho años.

¿Hay riesgo de que exista una mayor brecha digital?

Probablemente sí y es una de las cosas que tenemos que mejorar. Al haber sido obligatoria la digitalización, con requisitos que no exige la educación presencial, como que todo el mundo tenga un ordenador o una tablet, y conocimientos digitales, en eso se ha aumentado la brecha. Por eso, hay que disminuirla.

¿Se incluye entre los objetivos de la patronal de empresas digitales que también preside?

Cuando se creó hace tres años DigitalES ya hablábamos de cerrar la brecha digital, que se ha agrandado con esta crisis, desde luego, pero se ha agrandado porque ha obligado a la digitalización con urgencia. Lo mismo ha pasado con el teletrabajo. De repente, nos hemos caído en una piscina y hemos visto que hay gente que no sabía nadar o que no tenía medios. Nos va a obligar a modernizarnos. Sobre todo, es una oportunidad.

España ha sufrido en el último trimestre una caída histórica del PIB. ¿Cuáles son las medidas más urgentes?

Pensábamos que aunque no hay una distinción tajante entre el aspecto sanitario y económico de la crisis, sí se podía distinguir que cuando empieza la pandemia a lo que hay que atender es al aspecto santiario. Aquello era lo más urgente. Una vez que eso parece que está siendo controlado emerge el daño económico y social que provoca la crisis. Ahora junto al protagonismo de la clase asistencial hay otro, el de empresarios y trabajadores, que deben ser los que propongan medidas y esa es la razón del proyecto de la Mesa que ha presentado la fundación.

¿Cuáles serían las propuestas que han recibido? ¿Coinciden con las del Gobierno?

Hay que aprovechar las reformas que hay que hacer porque son las más urgentes. Incrementar los recursos para la ciencia, la I+D+i. La crisis ha destruido una parte enorme del tejido productivo, hay que ir a eso junto con las medidas sociales, cuyo prototipo son los ERTE. Nos debemos de dar cuenta de que junto a esas medidas urgentísimas de que la gente tenga para comer hay que procurar que tenga para comer porque no pierda su puesto de trabajo, más que porque se le de una ayuda tenga trabajo o no.

¿No cree en ayudas como el ingreso mínimo vital?

El ingreso mínimo vital está muy bien, pero está mal darlo indefinidamente, para toda la vida, si lleva a que la gente no vaya a querer trabajar. Es una medida demagógica y que perjudica la economía y el empleo en España. Si ayudamos para que un autónomo no deje de trabajar estamos arreglando más la situación que si damos un subsidio temporal.

¿Se está tocando suelo en los datos económicos tras el estado de alarma?

De ninguna manera sabemos que hayamos tocado suelo. No sabemos si va a haber más rebrotes y otro confinamiento generaría un daño apocalíptico. Con lo que ha pasado ya sabemos que muchas empresas no lo han podido soportar.

Usted ha tenido cargos en gobiernos desde UCD, al PSOE y el PP. ¿Cómo ve a la clase política en esta crisis?

La crisis ha causado otros daños como el político. Con la crisis se ha incrementado el grado de crispación y la democracia es el sistema de resolver los problemas hablando. La intención es que nos pongamos a hablar y dejemos la crispación.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios