Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

"Emprender es un trabajo muy solitario y duro. Te refuerza compartir penas y glorias"

La primera promoción de emprendedores del Semillero de Ideas de Zaragoza Activa cumple diez años en un momento difícil para montar un negocio.

Carlos Barboza, de BS Asesores Energéticos.
Carlos Barboza, de BS Asesores Energéticos.
Guillermo Mestre

Carlos Barboza forma parte de la primera generación de emprendedores que salió del Semillero de ideas de Zaragoza Activa hace diez años, entre la que también estaba el actual presidente de los Jóvenes Empresarios de Aragón, Pedro Lozano, cofundador de Imascono. Comparten el buen recuerdo de su etapa en el vivero. "Emprender es muy solitario y muy duro. Te refuerza anímicamente estar allí por compartir penas y glorias. Resulta inspirador y motivacional", afirma Lozano, que interviene en el Semillero Day este miércoles.

Barboza, ingeniero industrial, decidió con 30 años probar suerte en el vivero de empresas que ponía en marcha el Ayuntamiento de Zaragoza. La crisis de 2008 había estallado poco después de terminar la carrera y tras pasar por una empresa del sector energético.

Entonces, en época de crisis económica, dio sus primeros pasos con otro socio, que unos años después prefirió volver al trabajo por cuenta ajena del que venían. "No estábamos ganando lo mismo que con una nómina en una empresa. Una empresa tiene sus pros y sus contras pero esto es más incierto", confiesa, aunque en su caso afirma que es emprendedor más por vocación, porque sus padres son autónomos y lo ha vivido en casa. 

Libertad e incertidumbre

Y aunque ahora una nueva crisis amenaza a la economía no se arrepiente de seguir como emprendedor. "Tampoco me veía encajando en una empresa formal a nivel de horarios, rutinas, jefes". Prefiere la libertad de "ir a tu ritmo", aunque hay que saber vivir con "incertidumbre".

A quienes se plantean emprender ahora les recuerda que "los dos o tres primeros años son de aguantar y trabajar". Un plazo para ver si se puede seguir adelante. "Lo más difícil es conseguir clientes", advierte. Todavía guarda carpetas de los primeros, entre ellos, algunos conocidos que confiaron en ellos.

Durante el estado de alarma han podido seguir teletrabajando y están enfocados ahora en las certificaciones energéticas e instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Pero tiene los pies en la tierra. "Tengo claro que en cualquier momento se puede venir abajo todo porque viene otra crisis, si empiezan a cerrar empresas… pero también se puede estar en una empresa y que echen a 50 o 100. Antes era más seguro estar en una empresa que ahora", dice, manteniendo firme su vocación emprendedora.

De su paso por el semillero recuerda lo útil que fue la formación empresarial que recibió sobre cómo montar una empresa o cómo hacer un plan de negocio. Después se instalaron en Zaragoza Activa, hasta independizarse en una oficina en el centro de Zaragoza. Guarda un buen recuerdo y sigue en contacto con algunos de los compañeros que empezaron cargados de buenas intenciones y ganas, aunque no todos han conseguido llegar hasta hoy.

"Emprender en tiempo de crisis es el peor momento"

Pedro Lozano, presidente de AJE y cofundador de Imascono.
Pedro Lozano, presidente de AJE y cofundador de Imascono.
José Miguel Marco

Entre los compañeros de promoción se encontraba el actual presidente de los Jóvenes Empresarios, Pedro Lozano, que con solo 21 años ponía en marcha Imascono con otro socio. Afirma que su estancia en el semillero fue "clave" para profesionalizarse y seguir adelante con su idea.

"Éramos muy jóvenes y no teníamos ningún conocimiento de cómo crear una empresa o lanzar un producto y nos permitió madurar y lanzar nuestra idea. De aquella hornada creo que seguiremos activos de 20 unos 5 proyectos", calcula. Considera que el porcentaje de superviviencia está bien ya que los últimos datos de autónomos señalan que el 88% de las personas que se habían acogido a la tarifa plana habían cerrado la empresa. 

"La parte más enriquecedora son las sinergias que pueden surgir con otras empresas", valora sobre su estancia en el vivero. "Emprender es muy solitario y muy duro. Te refuerza anímicamente estar allí por compartir penas y glorias. Resulta inspirador y motivacional", además de mejorar la formación.

Ante la situación económica tan complicada que se vive ahora, prefiere ser cauto a la hora de emprender. "Es muy importante dar la visión realista de que emprender es muy complejo, muy duro y sacrificado". Y no oculta que "un gran porcentaje tira la toalla". Por ello, a quienes quieran emprender les dice que si no están dispuestos "a trabajar 12 o 14 horas los primeros años del proyecto, es mejor que no lo intenten".

Desaconseja hacerlo ahora. "Emprender en tiempo de crisis es el peor momento porque hay una parálisis general". Y eso que ellos comenzaron en otra crisis. Pero cree que hay que "aprender del error de la crisis de 2008. No se puede empujar a que la gente emprenda, porque abocas a las personas a la desesperación".  Apuesta por "incentivar más el intraemprendimiento", dentro de las empresas, y ayudar a "mantener el tejido empresarial".

En su caso, ser una empresa digital y pequeña les ha ayudado para ser "ágiles en la adaptación" y no han parado pese a la pandemia, aunque ha bajado su facturación.

Residuos cero, aparcamiento de bicis eléctricas y app de reservas

Dos proyectos vinculados al residuo cero, un prototipo de estación de vehículos eléctricos (patinetes, bicicletas…), una firma de asesoría de imagen y una app para reserva en restaurantes figuran entre los proyectos del Semillero Day de este miércoles. Sirlene Queiroz, Isla Cartón, Jalar, Método Brille, CuenTale, Saulus, Perangua, Mr. Barbecho, Alma & Orden, Zero Waste, Erre que Erre, Zicler y Venus y Amarte se "graduan" completan la última promoción de emprendedores del semillero municipal. Será el primer acto público en Zaragoza Activa tras el confinamiento.

Se presentarán 13 proyectos de la veintena que comenzaron este año, una diferencia que desde la organización consideran similar a otras convocatorias. "Nos hemos sorprendido en que tenemos más o menos el mismo número de proyectos u otros años", afirma Irene Cebollada, responsable del programa Semillero de Ideas ".Hemos mantenido todas las clases y eso ha ayudado a que los proyectos siguieran en la dinámica de trabajo normal", considera.

"Normalmente cuando hay una situación de crisis el emprendimiento se mantiene o sube, aunque solo sea por necesidad, siendo que en España es baja", cree. Por ello, confía en que seguirá habiendo proyectos en la próxima convocatoria. De momento, les espera la prueba de fuego de la realidad a los de este año. 

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión