Despliega el menú
Economía

VIVIENDA

El Gobierno se valdrá del nuevo índice del alquiler para tomar medidas sobre los precios

Los 11 millones de datos del indicador revelan áreas tensionadas en Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Canarias y Baleares.

Vivienda en alquiler
Vivienda en alquilerARCHIVO11/05/2020 [[[EP]]] [[[HA ARCHIVO]]] Vivienda en alquiler
EP

El ministro de Transportes. Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, aprovechó este martes la presentación del índice de precios del alquiler para anticipar lo que ya había dejado caer antes de la crisis del coronavirus: la estadística elaborada por su departamento puede servir para "acertar en la toma de decisiones de forma útil en torno a políticas que ayuden a reducir los precios" de los arrendamientos.

Detrás de estas consideraciones subyace el punto del acuerdo programático entre PSOE y Unidas Podemos por el que se apostaba por este índice para que, por ejemplo, un ayuntamiento pueda determinar que si una zona de su ciudad registra incrementos "abusivos" de los alquileres los pueda "regular". Aunque Ábalos evitó pronunciarse expresamente sobre esta medida.

Un primer análisis refleja que algunas de las principales zonas "tensionadas" serían Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Canarias y Baleares. La primera radiografía que deja este sistema estadístico estatal cuenta con 11,2 millones de datos de arrendamientos de los últimos cuatro años y que se actualizará cada ejercicio con información de 1,7 millones de inmuebles y 33.662 secciones censales. Se trata de datos procedentes de la Agencia Tributaria (también del INE, Registradores y otros organismos), excluidos los de País Vasco y Navarra, con sistema tributario foral.

La estadística muestra que el precio medio del alquiler se situó en los 588 euros (7,10 euros por metro cuadrado), aunque con notables diferencias interprovinciales. En Madrid o Barcelona, los precios en algunos distritos superan ampliamente los 1.000 euros (más de 10 euros/mt2). Se trata de estadísticas inferiores a las que ofrecen los portales inmobiliarios, cuyos datos se basan en las ofertas de los propietarios, mientras que los de este índice reflejan al conjunto del mercado.

Ábalos ha indicado que el índice es una herramienta "que introduce transparecía y datos oficiales en el mercado de la vivienda, dando un mecanismo fiable a las administraciones públicas y al conjunto de actores del mercado inmobiliario". Así, habrá un conocimiento más preciso en este sector, y se podrán tomar medidas desde el ámbito público con mucho más conocimiento. Sobre todo, ha recalcado Ábalos, teniendo en cuenta que "hablamos de un derecho básico, como es el derecho a la vivienda".

Entre otras muchas estadísticas, el ministro recordó una peligrosa realidad económica en la que se encuentran muchas familias: hogares en los que destinan más de un 40% de sus ingresos a pagar el recibo mensual del arrendamiento. En esa coyuntura se encuentra un 38% de las familias, aunque tras la crisis económica del coronavirus el acceso a la vivienda será mucho más complicado para aquellos colectivos con más dificultades, como el de los jóvenes. Por eso, indicó, desde el Gobierno hay que "estar vigilantes", así como "garantizar políticas eficaces".

El índice también se ha enfocado en revelar la situación por la que atraviesan los jóvenes, de los cuales más del 52% son inquilinos y sufren subidas del precio de su vivienda desde hace años. "Atender las necesidades de los más jóvenes equivale a fortalecer al segmento poblacional sobre el que recaerá la arda tarea de garantizar una reconstrucción inclusiva de España", indicó Ábalos, justificando la necesidad de políticas que garanticen un mínimo de estabilidad.

Etiquetas
Comentarios