Despliega el menú
Economía

economía

"Esta crisis exigirá más agilidad para afrontar la incertidumbre"

Francisco Bono y Eduardo Bandrés, que han participado en el foro 'El impacto económico tras la covid-19', organizado por la Fundación Ibercaja, advierten de las desigualdades generadas por la covid-19, pero ven con optimismo un futuro más verde y digital.

[[[HA REDACCION]]] 2020-06-25_122308.jpg
Francisco Bono, Eduardo Bandrés y Jaime Armengol, durante el coloquio.
Heraldo

"Si yo estuviese hoy en la dirección de una empresa, tendría qué plantearme cómo actuar de un modo muy distinto del que lo hacía antes", ha apuntado Francisco Bono, exdirectivo de Ibercaja y exconsejero de Economía del Gobierno de Aragón, en los primeros compases de un coloquio en el que ha compartido impresiones sobre la realidad actual con Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza y también exconsejero de la DGA. "¿Qué es el medio o el largo plazo hoy?", se ha preguntado en un tono casi retórico Bono, seguro de que esta crisis "exigirá más agilidad para afrontar la incertidumbre", porque "no sabemos si la economía se volverá a parar, al menos parcialmente, si en los próximos meses hay rebrotes".

Los economistas han participado este jueves en el foro 'El impacto económico tras la covid-19', organizado por la Fundación Ibercaja en el marco de la serie de coloquios que por vía telemática celebra con el nombre de 'Retos para el futuro'. Los dos exconsejeros han reflexionado con amplitud sobre los efectos económicos causados por el parón total de la economía decretado por el Gobierno en el marco de un estado de alarma que concluyó el pasado sábado. Ambos han constatado que entre las consecuencias más destacadas de la crisis están las desigualdades que se producirán entre quienes tienen ingresos seguros y los que nos los tienen, entre los que trabajan en unos sectores de actividad y en otros e incluso entre los que viven en un lugar de España o en otro, "hasta dentro de Aragón", según palabras de Bono.

Aunque ha reconocido en varios momentos de sus intervenciones que la política económica (del Gobierno central y de la Unión Europea) han sido en términos generales acertadas, con medidas como los ERTE o las inyecciones económicas para reactivar sectores muy afectados por esta crisis, Eduardo Bandrés ha señalado que esas políticas públicas han de ser "mucho más finas, identificando mejor dónde se tiene que actuar".

Los dos expertos han coincidido en señalar, con una mirada de optimismo, que entre las consecuencias de esta crisis estará una mayor apuesta por la digitalización de la economía y por el impulso de una energía más verde, cuestiones que ya estaban antes de que ocurriera todo esto pero que ahora se acelerarán. Al hilo de esta consideración, Bandrés ha reseñado como un dato identificativo muy claro el hecho de que el Nasdaq, índice de las empresas teconológicas de la Bolsa de Nueva York, haya subido mientras que el Dow Jones, donde están las compañías más tradicionales, ha descendido.

Presentado por el presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco, y moderado por el periodista Jaime Armengol, el foro ha reforzado la idea de que la flexibilidad deberá marcar en el futuro, más que ahora, las actuaciones de las empresas y de las instituciones. Porque hay incertidumbre, porque hay cosas que cambiarán en nuestro día a día laboral -con un teletrabajo que va a más- y porque políticas generalizadas que antes salían adelante deberán dar paso a actuaciones "más artesanales", con acciones muy espefícificas para apoyar a quienes más se han visto afectados por el parón económico.

Los expertos, en cualquier caso, han querido ser optimistas recordando que esta no será una crisis como la de 2008 porque las entidades financieras no tienen hoy problemas de liquidez, porque la Unión Europea ha actuado con más rapidez y porque ya se va notando una recuperación que podrá verse con más claridad el próximo año. "Si Europa lo hace bien, habrá más integración europea", ha dicho Bandrés. "Hay que aprovechar estas circunstancias para reflexionar sobre la necesidad de trabajar más unidos, poniéndonos de acuerdo entre todos", ha indicado Bono tras señalar que la gestión de la crisis ha puesto de manifiesto la falta de coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas.

Etiquetas
Comentarios