Despliega el menú
Economía

Los autónomos podrán renunciar al sistema de módulos

El Consejo de Ministros aprueba que pymes y trabajadores por cuenta propia afectados por la crisis puedan aplazar el pago de la renta de sus locales.

IAF ha puesto en marcha el programa ‘+ Cerca’ para empresas, autónomos y emprendedores.

El goteo de medidas fiscales para dar alivio a los agentes económicos en medio de la pandemia del coronavirus y la paralización de la economía vivió este martes un nuevo capítulo que, según cálculos gubernamentales, implica la inyección de otros 1.100 millones de euros. El Consejo de Ministros aprobó que los trabajadores autónomos que tributen en módulos puedan realizar el cálculo del pago fraccionado del IRPF y el ingreso a cuenta del régimen simplificado del IVA con el método de estimación directa y no objetiva. Ello supone que en el periodo afectado por el estado de alarma su tributación se ajustará a sus ingresos reales.

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) se felicitan por la aprobación de esta medida. Según sus cálculos, 400.000 autónomos tributan con el sistema de módulos, concentrados en la hostelería, el taxi o el comercio, lo que implica que pagan impuestos independientemente de sus resultados. "Poder salir en 2020 de este sistema de tributación y pasar a estimación directa y poder recuperarlo en 2021 es una medida muy bienvenida", añaden desde ATA, que prevé que 250.000 autónomos podrían solicitar el cambio.

Si bien siempre se ha podido pasar de un sistema a otro, hasta ahora, cuando se producía el cambio de módulos a estimación directa, los contribuyentes tenían que permanecer en él tres años antes de volver al régimen previo.

Pero los autónomos que sigan en el sistema de módulos tendrán una rebaja del IRPF y del IVA: cada trimestre se podrán descontar los días del estado de alarma.

Las pymes que calculan su pago fraccionado según los beneficios de años anteriores podrán cambiar de sistema y realizar el cálculo según los beneficios reales trimestrales, con lo que los efectos económicos de la pandemia quedarán mejor reflejados.

Asimismo, Hacienda da la posibilidad de supeditar el pago de deudas tributarias de Sociedades a la obtención de financiación avalada por el ICO.

En apoyo de las empresas, el Gobierno también ha establecido un mecanismo para renegociar y aplazar el pago de alquileres de locales a grandes tenedores o empresas públicas. Con otros propietarios, se podrá usar la fianza para hacer frente a la renta.

11.700 millones en avales

A partir de ahora, los avales del ICO cubrirán también pagarés del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), "fomentando así otras líneas de financiación más allá de la banca", según la ministra de Economía, Nadia Calviño. Hasta este lunes, la banca había concedido más de 116.000 operaciones por 11.700 millones de euros a través de ese programa de avales, lo que ha permitido la canalización de financiación de de 15.100 millones de euros, de los que el 99% han ido a parar a pequeñas y medianas empresas.

Además, el Gobierno ha aumentado la capacidad de las sociedades de garantía recíproca de las comunidades, a través de Cersa. Ha habilitado al Consorcio de Compensación de Seguros para que actúe como reasegurador en riesgos de seguros de crédito. Y ha reducido un 50% los aranceles en novaciones de créditos que no sean hipotecas. Por otra parte el IDAE podrá aplazar el pago de préstamos a través de sus programas de ayudas.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios