Despliega el menú
Economía
Suscríbete

empresas

Oscar Calvo: "La mercancía de importación se va a quedar en los puertos o terminales interiores"

El director general de JCV Shipping explica desde su casa cómo afecta la actual crisis al tráfico de mercancías que sale de España y entra al país.

[[[HA REDACCION]]] teletrabajo.jpg
Oscar Calvo, teletrabajando desde su casa.
Heraldo

¿Cómo se dirige una empresa desde casa, obligado por la crisis del coronavirus?

En nuestro caso, al ser una empresa de servicios, es relativamente sencillo ya que, en nuestro día a día habitual, la organización de los diferentes actores que intervienen en un embarque marítimo se realiza también a distancia.

¿Qué operativa han montado en JCV Shipping para poder seguir trabajando de la forma más parecida a la habitual?

Apostamos por la digitalización de nuestra empresa hace casi 3 años, lo que ha favorecido mucho la rapidez de respuesta en este caso. Organizamos dos equipos de trabajo de manera que cada uno es capaz de dar servicio de manera íntegra a todos nuestros clientes. Uno de los equipos, formado por el 60% de nuestro personal, trabaja desde casa y el otro 40%, en la oficina, respetando todas las recomendaciones de higiene y seguridad proporcionadas por el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Aragón.

¿Cuánto está afectando a su empresa la actual crisis si se prolonga durante mucho tiempo?

Por ahora se ha notado un incremento de la actividad exportadora habitual para estas fechas, en previsión de que las restricciones aumenten en próximas semanas. En cambio, la mercancía que llega de importación se va a tener que quedar en los puertos o terminales interiores ya que la mayoría de nuestros clientes no pueden servir sus productos y la capacidad de sus almacenes está al límite.

Si la mercancía que llega de importación se queda atascada en los puertos, ¿qué pasará?

Esto origina dos derivadas. En lo referente a la importación y aunque parte de esos contenedores se puedan reexpedir a terminales interiores (en Zaragoza, por ejemplo, tenemos 3 terminales interiores conectadas por ferrocarril) para no congestionar los puertos, si la situación se alargara más de lo previsto tanto las terminales interiores como los puertos podrían llegar a alcanzar sus límites de almacenamiento. Algo similar ya ocurrió en China con contenedores refrigerados cuando se encontraron en esta misma situación y tuvieron que derivar contenedores a otros puertos distintos de los inicialmente previstos para poder mantener la temperatura necesaria en este tipo de equipo. La otra derivada se da en la carga de exportación ya que, al no poder descargarse toda la importación que llega, no se liberan todos los contenedores y eso origina una falta de equipo que no cubre toda la demanda exportadora. Eso generó retrasos en los embarques y, por tanto, en los plazos de entrega.

¿Estaban preparadas las empresas logísticas para afrontar una situación como ésta?

Creo que la mayoría de nosotros sí lo estábamos. Las inversiones en almacenes cada vez más grandes y optimizados, así como la digitalización de muchos de los procesos, han ayudado mucho a ello.

¿Ve acertado el plan económico anunciado por el Gobierno central para afrontar la crisis?

En líneas generales, sí. De todas formas, lo más importante es que la pandemia se controle cuanto antes, dado que el problema no es de caída de la demanda sino de una paralización forzosa en una época en la que el comercio mundial estaba razonablemente bien.

¿Qué cree que deberíamos aprender de todo esto?

El no infravalorar cualquier amenaza ni desestimar cualquier escenario, por catastrofista, lejana o increíble que parezca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión