Despliega el menú
Economía

automoción

Opel PSA pedirá a Trabajo que declare «ilegal y abusiva» la huelga de CGT y Stopel

CGT decidirá este martes si sigue adelante con nuevos paros.

Imagen de la planta de Opel España (PSA) en Figueruelas.
Imagen de la planta de Opel España (PSA) en Figueruelas.
Guillermo Mestre

 La dirección de la planta de Opel España en Figueruelas, del grupoPSA, ha anunciado que pedirá a la Dirección de Trabajo que declare «ilegal y abusiva» la huelga que los sindicatos CGT y Stopel convocaron para el sábado pasado –con un seguimiento muy limitado– por considerar que «pretende revocar por la vía de hecho los acuerdos del convenio colectivo pactados con la mayoría del comité de empresa, reservándonos acciones legales contra los convocantes».

CGT y Stopel, que suman 10 de los 33 representantes del comité (7 el primero y 3 el segundo), plantearon este y otros paros –de momento sigue en pie otro para este viernes noche y uno más para el sábado 29– para protestar contra la «precariedad» laboral y los ritmos de trabajo «excesivos» existentes hoy en la factoría, según su punto de vista.

En la huelga del pasado sábado, la convocatoria fue «un sonoro fracaso», según fuentes de la empresa, ya que «no tuvo ninguna repercusión en la actividad productiva», al haber faltado a trabajar solo 94 empleados de un total de 1.000, menos de un 8% de la plantilla del turno.

Fuentes de CGT reconocieron que la convocatoria «no cumplió las expectativas» y elevaron a cerca de 200 el número de personas que lo secundó. Santiago Arcos, su portavoz, denunció que se había producido «un ambiente de provocación» con trabajadores de otro turno y la presencia de dirigentes de otros sindicatos. Hoy martes, anunció por otro lado, se celebrará una reunión con los afiliados de la central para decidir si siguen adelante con la convocatoria de este viernes y el sábado.

Desde UGT, sindicato que lidera el órgano de representación de los trabajadores (tiene 12 delegados en el comité) y que con CC. OO. (6 delegados) y CCP (uno) suman la mayoría que firmó el convenio colectivo de 2018, se insistió en su rechazo a las movilizaciones planteadas por CGT y Stopel. El pasado sábado, corroboró José Carlos Jimeno, secretario general de la sección sindical de UGT en la fábrica de Figueruelas, «acudimos a defender a nuestros afiliados que querían ejercer su derecho a trabajar, lo mismo que otros ejercían el suyo de ir a la huelga».

El comité lo completa OSTA, con 4 representantes.

Etiquetas
Comentarios