Despliega el menú
Economía

industria

Ariño Duglass duplica sus ventas hasta 15,5 millones y prevé alcanzar los 18 este año

El 75% del mercado de esta pyme, de 150 trabajadores, está fuera de España

Uno de los operarios trabajando en las instalaciones de Ariño Duglass en La Puebla de Alfindén.
Uno de los operarios trabajando en las instalaciones de Ariño Duglass en La Puebla de Alfindén.
Raquel Labodía

Con un crecimiento sostenido que le ha llevado a duplicar facturación respecto a 2015 ha cerrado 2019 el fabricante de vidrio Ariño Duglass. «Las ventas han sumado 15,5 millones frente a los 7,5 de hace cuatro años», manifestó Raimundo García Figueras, director general de esta firma. «Aunque todavía no tenemos el dato del beneficio neto, sí que el Ebitda estará por encima del millón de euros», precisó. Para 2020 cuenta con una cartera de pedidos superior a los siete millones por lo que el directivo confía en poder alcanzar los 18 millones de cifra de negocio. 

«Enfocamos el futuro con la tranquilidad de saber que el 75% de nuestro mercado está fuera de España y que el vidrio que vendemos es de alto valor añadido», señaló el responsable de esta empresa ubicada en La Puebla de Alfindén, que empieza a recuperar ya los niveles de venta de antes de la crisis. «Cortamos el año pasado 400.000 metros cuadrados de vidrio, de los que salieron 8.000 toneladas de vidrio transformado. Nuestra capacidad es superior a las 10.000 toneladas, con lo que aún nos queda recorrido». 

Junto con los pedidos de vidrio para otros dos cruceros de lujo, que construyen astilleros franceses, tienen varios proyectos en ferrocarril. En concreto, para el último AVE adjudicado que ganó Talgo y para otros trenes en Europa.

«Todo el trabajo en I+D que la compañía ha desarrollado los últimos cinco años, avanzó García Figueras, «vamos a verlo reflejado en patentes de vidrios con mucha más permeabilidad a las ondas de telecomunicaciones, que permitirán que el móvil no se corte tantas veces cuando se viaja en tren, y otros vidrios muy resistentes antiintrusión destinados a centros penitenciarios». En realidad, subrayó, lo que les ha permitido «internacionalizarse sin deslocalizar esta pyme es la investigación realizada a través de la Cátedra con la Universidad de Zaragoza» y apostar por el vidrio de calidad, en lugar de «reducir costes y llevarse la fabricación a otro lado». «Puede hacerse y lo hemos hecho», recalcó.

 

Fabricar el vidrio de alta resistencia y antiintrusión para una cárcel de Europa central o el de altas prestaciones para un edificio en Canadá «impresionante en eficiencia energética» son otros de los proyectos en los que trabajan. Junto a su vocación internacional, la firma, recordó García Figueras, quiere tener presencia en todos los proyectos icónicos de la capital aragonesa como ha sido el de la renovación del Mercado Central, lo fue la Expo y pueden llegar a serlo otros como el acondicionamiento del pabellón puente como sede de ‘Mobility City’. 

Etiquetas
Comentarios