Despliega el menú
Economía

españa

El Gobierno convoca al embajador de EE. UU. para protestar por los aranceles

El Gobierno de Donald Trump anunció la imposición de aranceles a productos alimentarios europeos a partir del próximo 18 de octubre. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
Efe

El secretario de Estado para la Unión Europea, Luis Marco Aguiriano, ha convocado este viernes al embajador de EE. UU. en España, Duke Buchan, para transmitirle "el rechazo frontal" del Ejecutivo español ante el incremento de aranceles anunciado por la Administración de Donald Trump, ha informado Moncloa.

Según un comunicado, el Gobierno rechaza "enérgicamente" los incrementos arancelarios a un grupo de productos europeos que afectan de forma especial al sector agrícola español y confía en que en las próximas semanas EE. UU. entienda que es necesario un acuerdo "para evitar dañar el espíritu de colaboración y entendimiento que caracteriza las relaciones bilaterales".

Si EE. UU. rechaza el diálogo que se ha ofrecido, el Gobierno reaccionará "de forma inmediata con firmeza y claridad" en defensa de los intereses españoles activando todas las medidas legales disponibles en colaboración con la Comisión Europea y el resto de países de la UE, añade la nota.

En este sentido, España pedirá a la CE acciones inmediatas de respuesta frente a las subidas arancelarias, ya que el bloque comunitario tiene el derecho a imponer contramedidas superiores a cuatro millones de euros tras una decisión a su favor de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de 2004 que nunca llegó a aplicar en toda su extensión.

Por otro lado, el Ejecutivo va a pedir a Bruselas la movilización de ayudas comunitarias para crisis en el sector agrícola, la activación de un mecanismo que cubre los costes financieros del almacenamiento de aceite de oliva por parte de las empresas, así como medidas de promoción de la política agraria común (PAC) en terceros países. También planea reforzar la promoción internacional que hace el ICEX de los productos agrícolas afectados, tanto en EE. UU. como en otros mercados, para paliar el impacto que tendrá la subida de precios tras la aplicación de las nuevas tasas.

EE. UU. anunció el miércoles que implantará aranceles del 25% a productos alimentarios europeos desde el 18 de octubre próximo, lo que supondrá un coste para el sector agrícola español de unos 1.000 millones de euros, según el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas.

Las nuevas tasas tienen su origen en un fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) relativo al conflicto que desde hace años enfrenta a EE. UU. con la UE por las ayudas que ambos conceden a las empresas aeronáuticas Boeing y Airbus, y que en esta ocasión ha dado la razón a EE. UU. El fallo permite a EE. UU. aplicar una serie de aranceles, algo que ha decidido hacer y que ha anunciado nada más conocerse la decisión de la OMC.

No obstante, el Gobierno recuerda que en unos meses va a conocerse otra decisión de la OMC sobre ayudas estadounidenses a Boeing que le permitirán aplicar subidas de aranceles a productos de EE. UU. "En esta situación, y existiendo dos paneles cruzados, el Gobierno reitera la voluntad de negociar entre EE. UU. y la UE para llegar a un acuerdo que evite la imposición de medidas perjudiciales para ambas partes", indica el Gobierno.

Para el Ejecutivo español no tiene sentido que un conflicto causado por la construcción de aviones se convierta en una guerra al sector agroalimentario.

Etiquetas
Comentarios