Despliega el menú
Economía

agricultura

Agroseguro estima en 8 millones las indemnizaciones por las tormentas de pedrisco del fin de semana en Aragón

Los partes recibidos hasta ahora elevan a 2.500 hectáreas la superficie dañada. Viñedos y frutales son las producciones más afectadas.

Cultivos de manzana afectados por las tormentas de granizo.
Cultivos de manzana afectados por las tormentas de granizo.
Agroseguro

Las fuertes tormentas y el granizo que durante el pasado fin de semana descargaron en distintas localidades aragonesas provocaron daños en los cultivos que, según las primeras estimaciones de Agroseguro, elevarán las indemnizaciones a 8 millones de euros.

Según estos cálculos, la superficie afectada por las precipitaciones podría superar las 2.500 hectáreas aseguradas. De ellas más de 500 hectáreas corresponden a explotaciones de fruta, una de las producciones, junto con la uva de vinificación, que presenta mayores daños, aunque también se han registrado siniestros en explotaciones de hortalizas, han explicado desde Agroseguro, que ha señalado que la fuerza con la que se produjeron las tormentas ha provocado daños localmente intensos que se han visto agravados por el avanzado estado en el que se encontraban los cultivos, todos ellos en plena campaña de recolección.

Las estimaciones realizadas evidencian que las comarcas agrarias de La Almunia y Borja, en la provincia de Zaragoza, son las que más han sufrido las consecuencias de estas inclemencias climáticas, cuyos daños están cubiertos por el sistema de seguros agrarios combinados. Por eso Agroseguro, que ha explicado que ya se está trabajando en la planificación de las tasaciones, recuerda a los agricultores que remitan “con la mayor celeridad posible” los partes de siniestro.

En la D. O. Cariñena

La fuerte tormenta de granizo que cayó la tarde del pasado viernes en los municipios de Aladrén, Cariñena y Longares también ha provocado daños en los viñedos integrados en la Denominación de Origen Cariñena, cuyos responsables han detallado este lunes que las pérdidas causadas por la fuerte tormenta de granizo -descargó 18 litros por metro cuadrado-, “han sido menores a las previstas gracias a que iba acompañada de agua”. Con todo, los daños mermarán un 8% de la cosecha total, que el consejo regulador estimaba en 66 millones de kilos de uva.

Desde la denominación han explicado además que la tormenta fue desigual en los diferentes términos. Así, en Aladrén, donde hay pocas hectáreas de viñedo, no toda la superficie se ha visto afectada, mientras que en Cariñena y Longares gran parte de la tormenta se produjo  en zonas que ya habían sido vendimiadas con anterioridad (ya se ha recogido el 50%), “por lo que la afección del granizo en la cosecha ha sido menor de lo que se presentía inicialmente”, han precisado los responsables de la D. O.

Etiquetas
Comentarios