Despliega el menú
Economía

AUTOMOCIÓN

Los coches eléctricos, obligados a hacer ruido para ser más perceptibles

La UE insta a estos vehículos a emitir sonidos similares a los de un motor de combustión para prevenir colisiones con viandantes, especialmente ciclistas o personas con discapacidad visual.  

La UE obligará a esta nueva normativa ante el peligro para la seguridad vial

Los coches eléctricos e híbridos tendrán que hacer un mínimo de ruido para ser perceptibles por los usuarios de la vía pública, especialmente por los colectivos más vulnerables: ciclistas o peatones con discapacidad visual. A pesar de que el reducido sonido de estos vehículos tiene beneficios para el medio ambiente, la Unión Europea ha decidido lanzar una normativa que obliga a los automóviles a emitir señales acústicas que sirvan de aviso a los viandantes.

La medida, en vigor desde este lunes, insta a actualizar los requisitos del sistema de aviso acústico del vehículo (SAAV) en los llamados 'vehículos silenciosos de transporte por carretera' -eléctricos e híbridos-, de forma que estos sean más perceptibles. Esta herramienta deberá generar automáticamente un sonido en el rango mínimo de velocidad, hasta 20 km/h; pero también durante la marcha atrás. No será necesario en los de combustión interna ni en aquellos que dispongan de dispositivos de advertencia.

Fecha límite: julio de 2021

El sonido generado será continuo, para informar a los peatones de que el vehículo se dispone a arrancar o está en funcionamiento. Deberá ser similar al sonido de uno de la misma categoría con un motor de combustión interna. Y los fabricantes podrán decidir sus características, aunque deberá estar situado en la franja de 56 a 75 decibelios. La UE prohíbe además su desactivación manual, posibilidad que antes sí permitía.

Le legislación está vigente desde el lunes, fecha desde la que las marcas deben instalar el SAAV en todos los vehículos eléctricos e híbridos de nueva homologación. El 1 de julio de 2021, deberá estar presente en todos los que se comercialicen, siempre bajo responsabilidad de los fabricantes.  Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) prevén que previsiblemente serán las marcas las que, en caso de ser necesario, llamen a los dueños de vehículos adquiridos anteriormente que precisen de esta mejora, que también financiarán; aunque todavía no existe confirmación oficial a este respecto. En Aragón, en el mes de junio se matricularon 16 vehículos eléctricos, según los datos de la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses o Motocicletas (Aniacam). Y en lo que va de año, la cifra se eleva hasta los 70.

Esta medida ha sido celebrada desde la Unión Europea de Ciegos, que califica de "amenaza" para su colectivo el silencio de estos vehículos, especialmente a la hora de cruzar la calle. La ausencia de ruido hace virtualmente imposible percibirlos para evitar una colisión que pueda derivar en lesiones graves e, incluso, la muerte, advierte la asociación.

Etiquetas
Comentarios